sábado, 19 de julio de 2008

Aquí están, éstos son...

Mientras la soja estaba en el rango de los 350-400 U$S/ton, los muchachos de los medios nos acostaban con el arrorró y nos contaban que que se debía a la producción de biocombustibles, o a que los chinos habían empezado a comer. Ya no. En el día de ayer hubo momentos en que se cruzó la barrera de los 600 U$S/ton., cerrando en U$S 598.2.

Con 38-39ºC de fiebre, uno puede pensar que se trata de una gripe pasajera. Con 45ºC, es difícil de mantener esta hipótesis. Acá hay timba. Y de la grande. Atemos cabos:

En medio del primer Sitio de Stalingrado agroterrorista de 21 días, el 16/04/08, y bajo el título de “Argentina: Mal amigo, desafío creciente” salió publicado este aviso en el New York Times.




























En el mismo se ven sonrientes a nuestra presidenta, al ex - Presidente Néstor Kirchner y el Satánico … ooops… Hugo Chávez. En blanco y negro, como corresponde a toda cosa mala. Y sigue: “No es asunto de risa”. Después de acusarnos hasta del pythirosporum ovale, cierra: “Argentina: Sean serios”. Firma: ATFA.

ATFA es el acrónimo de la American Task Force Argentina, la Fuerza de Tareas Americana para la Argentina, es decir, uno de nuestros apreciados “Fondos Buitres”. Ellos prefieren ser conocidos como “holdouts hedge funds”, es decir, los fondos buitres que no aceptaron la propuesta de reestructuración de la deuda soberana argentina de NK. Por ley quedaron entonces en el status de “pagadios”. Con el culo ardiendo, diríamos en buen cristiano.

Desde ya, éstos no son los únicos “Fondos Buitres” que quedaron con el upite carmesí. Hay otros más en Europa y Japón. Y entre ellos, claro, el inefable “inversionista”, el popperiano George Soros. Y Soros en Argentina se llama Adecoagro. Ooooops… nuevamente: Adecoagro no es uno de los tan mentados “pools de siembra”? a los que se aplicarían las retenciones móviles? Yes.

A modo de curriculum Soriano (?), recordemos que en el famoso “miércoles negro” del 16/09/92, Soros fue uno de los que jugó contra la libra esterlina haciendole perder al Banco de Inglaterra la friolera de 3.4 mil millones de libras. Un poco más adelante, en 1997, participó asimismo de la “Crisis Asiática” que comenzó en Thailandia para extenderse luego al contexto regional.

Con éstos actores en mente, examinemos la siguiente hipótesis:

Como no soy muy ducho en ésto de las colocaciones financieras y mercados de futuro, esta mañana llamé a un amigo que trabajó un tiempo en estos temas.

Me empezó a hablar de los “Bids”, “Asks”, “Puts” y los “Calls”, del mercado “Spot” y otras yerbas. No entendiendo de qué se trataba, le pedí que me confirmara simplemente si la soja a 600 U$S/Ton. podía tratarse o no de una maniobra especulativa. Y en tal caso, en qué consistiría.

Después de sonreir ampliamente, me contó una historia que trataré de explicar en buen cristiano.

Supongamos, dijo, que alguien publica en los diarios un aviso a tamaño catástrofe con el siguiente texto: “Compro chancho, entrega noviembre, Pago U$S 3 millones”.

Los poseedores de chanchos leerán el aviso y comenzarán a temblar de lujuria. Agarrarán el chancho y se lo llevarán a dormir debajo de la cama. No, que el chancho duerma en la cama y yo duermo debajo. Vieja, ponele una frazada al chancho. Que no se me resfrie, por favor. Chanchito querido, ¿Cómo estás? ¿Te sentís cómodo? Vieja, traeme otra frazada para Porky –a esta altura, el chancho ya fue bautizado y tomó la primera comunión- No, ésa frazada no, que es de lana y Porky es alérgico. Ahora si, mi amor?

Bien, al día siguiente salen los felices poseedores de porkies rumbo a la oficina del que pidió los chanchos de 3 millones. Todos los chanchitos van a upa de sus felices dueños. Pero cuando llegan a la oficina compradora, se encuentran con una pequeña contrariedad: El chanchito que buscaban ya fue comprado.

Enfurecidos, comienzan a averiguar quién fue el @#~€¬\$% afortunado vendedor del multimillonario suido.

"Fue el hijo", dice la Ramona mientras plumerea un bonsai. Qué hijo, pregunta el desfalleciente farmer. El hijo del que pagaba 3M por el chancho. Plink. Aquí termina la historia.

Repitamos este aviso durante varios días, con variadas fechas de entrega. Va cerrando? Resultado: los chanchos valen 3 millones, qué carajo.

Tengo uno por 2.8, vale? Vale, siempre que no sea castrado. No, ni ahí, si la semana pasada se montó a la Petunia y si no se corre el Bobby, también se lo monta! OK. Y aquel? No, aquel está en 3.2 millones, lo tengo nueviiiiiito vea.

Bien, va cerrando un poco más? Para asegurarme que había entendido bien, le pregunto: “O sea, puede que el que venda sea parte del que compra?”. E-s el que compra, me dijo sonriendo y remarcando cada letra del "ES". No existe ni el chancho ni mucho menos los millones, es un “ask” en el mercado de futuros mas un asiento contable. Ah, bien. Pero ahora los gringos están comprando y vendiendo a precios bizarros. Resultado: Cero costo, mercados alterados. Ate Ud. los cabos correspondientes a la sanción de la Ley de retenciones en medio de semejante pastel.

(Publicado originalmente el 02/07/08)