lunes, 10 de noviembre de 2008

El Destape “A la Carte”
























Bien. Se van ampliando nuestros servicios blogueriles. Como una gigantesca rocola planetaria, un "Sound On Demand" de entrecasa, y a pedido del Pupi Espinoza desde Amsterdam, aquí va una finísima selección de Claudina y Alberto Gambino.

Para ponernos “en autos”: CyA Gambino abandonan Argentina poco después de Ezeiza, como avanzada del exilio argentino en España, en el ’73. Les sigue poco después Nacha Guevara y otros tantos, con quienes comienzan a hacer presentaciones en el circuito "under" por toda España, inicialmente con temas de Georges Brassens traducidos al español que habían grabado en Buenos Aires.

Pocos tiempo después, cuando en el ’75 el Generalísimo decide oxigenar el planeta con su estiramiento de patas, se produce el fenómeno social que por entonces se dio en llamar “El Destape Español”, que podría resumirse en la fina frase "A c*liar, a c*liar, que el mundo se va acabar!"

Es entonces cuando el hermano de un amigo de la facu nos comienza a enviar cassettes (sic) desde Barcelona, donde estaba radicado. Como era bastante vago para escribir, nos contaba “en vivo” los sucesos de la época a través de cassettes.

En uno de ellos nos hacía el “Antes y Después” de Franco: La música que se escuchaba en España mientras el mal bicho aún consumía oxígeno: mucho Wagner (oooops!), música sacra y canto llano. Y hacía un separador para contarnos: “Y esto es lo que se escucha ahora”. Y aparecían Claudina y Alberto Gambino, con “Pobre Margot”, “La Mala Reputación” y demás.

Así que si quieren saber cómo sonaba “El Destape Español” por ese entonces, creo que ésta es la música más adecuada, junto con la de Paco Ibáñez y Eduardo Peralta.

Disfrutenlón!

Pobre Martín


Cazando Mariposas


Los Velorios de Antaño


Marinette


Milonga de Andar Lejos

1 comentario:

Rafa dijo...

Eduardo, me mataste con esto. Con unos grandes amigos fui a ver un recital de Claudina y Alberto cuando era pibe, allá por el '71-'72, ahí descubrí a George Brassens. Después nunca más tuve noticias de ellos...

Un abrazo.