martes, 31 de marzo de 2009

To the Boats...!


Allá por junio del 2008, en una entrada que titulé Denarius, comentaba en mi spanglish blog “Al principio, el denario había comenzado a ser acuñado en la República en el año 211 A.C., y contenía 4.5g de plata. Aproximadamente 500 años más tarde, su contenido en plata había sido degradado al 2%. Finalmente, un día del año 275, un comerciante de Oriente rechazó un pago hecho en denarios. El final del Imperio romano había comenzado.”

Poco después, en febrero del 2009, encontré un artículo de Raúl Dellatorre en Rebelion que reproduzco aquí y que básicamente va en la misma linea. Su título lo dice todo: "La Madre de Todas las Burbujas". Entre otras cosas, Raúl intuye que China no va a ser el primero en abandonar el dólar como moneda de referencia, pero tampoco van a ser los últimos en abandonar el barco (o el dólar, en este caso).

De un mes a esta parte más o menos, las declaraciones de Zhou Xiaochuan (ZX) están haciendo estremecer a la Casa Blanca entera, no sólo a la Fed. Sucede que ZX, el presidente del Banco Central de China, ha propuesto una especie de nuevo Bretton Woods en el que el dólar deje de ser el patrón por el que se rige el comercio mundial, adoptando como indicador de valor una canasta de monedas, muy similar a los DEG (Derechos Especiales de Giro) que desde hace décadas utilizan los organismos multilaterales de crédito.

Si esto finalmente ocurre, el fin del imperio que cito en el primer párrafo habrá llegado. Y la actual crisis, que actualmente es calificada de apocalíptica, pasará a ser un cuento de hadas comparado con la succión del agujero negro que provocará.

¿Será el fin del capitalismo, como se anuncia? Nadie lo puede afirmar, pero todos lo están olfateando. Entre otras cosas, ese “fin del capitalismo” significaría algo así como el regreso al "Club del Trueque" (swaps). Sólo que esta vez a nivel planetario.

Como se podrán imaginar, China la debe tener un poco más clara que todos los pavos que podemos hilvanar dos palabras seguidas sobre el tema. ¿Y adivinen qué hizo China? Firmó un acuerdo con la Argentina por U$S 10.200 millones de dólares en swaps. Y ya es el segundo que firma Argentina, después de haberlo hecho a fines del año pasado con Brasil.

¿Cómo eran las cosas antes y después de los swaps? Cuando Argentina le vendía U$S 100 de trigo a Brasil, y Brasil le vendía U$S 100 de café a Argentina, ambos países tenían que tener el trigo, el café… ¡Y 200 dólares!

Ya no. A partir de ahora, tanto con Brasil como con China, sólo se abonará la diferencia (o saldo) del intercambio. Y ese saldo no se pagará en dólares, sino en la moneda local del país deudor. Si Argentina le queda debiendo algo a China o Brasil, no lo pagará con dólares… sino con PESOS. Y tanto Brasil como China se comprometieron a aceptar nuestra moneda para saldar deudas. Y recíprocamente, nosotros a recibir las suyas para saldar deudas.

En términos prácticos, ésto equivale a tener U$S 57.000 millones en el Banco Central, en vez de U$S 47.000 millones.

La magnitud de este paso que se acaba de concretar es de tal calibre que ni siquiera La Nación pudo disimularlo. Y tituló “En medio de la crisis, la Argentina se garantizó un respaldo de más de 10.200 millones de dólares”. A ver si nos entendemos: La Nación tituló eso. O sea que debe leerse como un trillón de goles para la Argentina.

Eso sí. Seguramente para la Naranja Mesiánica y sus secuaces periodísticos, Cristina debe de estar paseando por el mundo, de shopping en shopping, eligiendo la última Vouitton.

5 comentarios:

Ricardo dijo...

Que Cris siga de shoping; como será de inteligente y capaz, que mientras se compra carteras y pasea toma medidas de este tipo.
Es el pájaro maestro, porque hace trinar a todo el resto :)

Maricé dijo...

Eduardo, para alguien tan ignorante como yo en temas económicos, lo voy entendiendo.
Mas alla de estar convencida que es una medida sumamente conveniente toda aquella que desconozca algo que viene del imperio (en este caso el dolar)me surge una pregunta ¿en base a qué valor de cambio se hacen las transacciones? es decir, ¿cuántos pesos le debo a China si le debo 100 yuans?
gracias, saludos

Martín LatinoameriKano dijo...

¿Bye bye FMI? (= Lilita).

Eduardo Real dijo...

Maricé: El valor de cambio varía minuto a minuto, y entiendo que para cada transacción comercial se fija un valor al momento de acordar la compra o la venta, y/o acuerda tomar como válida la cotización de la moneda de pago a tal o cual fecha.

Por ejemplo, en el link que te paso(1), vos elegís convertir CNY (Chinese New Yuan (o Renminbi)) en ARS (Argentina Pesos) y te da (en este momento) que un Renminbi vale algo más de $0.54, o lo que es lo mismo que con $1 comprás 1.84 Renminbis.

Attenti que yo no soy economista, sino que leo distintas fuentes y los ejemplos que dan, ¿eh?

(a) http://www.xe.com/ucc/

Maricé dijo...

Gracias Eduardo por tu aclaración

Cada vez entiendo más el por qué del odio visceral que muchas de mis congéneres mujeres le tienen a Cristina.
En general (no se enojen amigas) no hay nada peor para una mujer que otra mujer que es linda, simpatica y encima, encima,,, ¡¡inteligente!!! y Cristina, es todo eso. El machismo femenino es el más peligroso,, jajaja