jueves, 23 de abril de 2009

La Nueva Constitución: La Justicia Mediática


A nivel planetario, la Democracia en los términos en que la había concebido Montesquieu hace rato que dejó de existir. En efecto, tanto el Podel Legislativo cuanto el Judicial ya resultan irreconocibles en la actualidad. Y ésto implica nada más y nada menos que la Constitución y las Leyes debieran reescribirse casi desde cero. En esta primera entrega hablaremos de la sustitución fáctica del Poder Judicial por la Justicia Mediática.

Cuando Montesquieu publica “El Espítiru de las Leyes” corría el año 1748, y concibió esta obra en los términos de su época. Es decir, la información se movía a una velocidad exasperantemente lenta, compilada básicamente en códices, libros y muy pocos periódicos impresos. Pregones, juglares, bardos y goliardos llevaban las “noticias” de aldea en aldea.

Esta situación comienza a cambiar cuando aparece el telégrafo, pero toma un impulso inusitado con la aparición de la radio y la TV. Cuando esto sucede, comienza a morir el Poder Judicial. La condena civil o penal comienza a ser sustituída gradualmente por la condena social. El que imparte condenas y absoluciones sociales ya no es un magistrado seleccionado con arreglo a la constitución y las leyes, sino un periodista seleccionado por un grupo económico.

Esto es muy grave. Cambia los motivos por los que alguien es puesto a impartir justicia (con y sin encomillado) y el para qué impartirla. Lo agrava aún más el hecho de que este nuevo “juez” reúne asimismo las funciones de fiscal y abogado de la acusación, cuando no de tribunal de última instancia. Todas las funciones en una misma persona. Ni hablemos que este nuevo “juez” designado por un grupo económico no requiere de pruebas contundentes para elevar su dictamen condenatorio. Basta conque intuya, sospeche, calcule, infiera que el “reo” puesto a su disposición ha actuado de tal o cual manera, para desatar las furias del infierno sobre él.

Hay más: Este “juez” citará, en orden a sus propias convicciones y valores, a que declaren los testigos que coinciden con su visión del asunto, mientras niega visibilidad y aire a los testigos que le resultan adversos en la construcción del fallo que tiene preparado de antemano.

En materia de la sustitución fáctica de la justicia tradicional por la “justicia mediática” algo había comenzado a despuntar Horacio González en “Fontevecchia y Verón, Fundamentos Discursivos del Fenómeno Antikirchnerista”. Entre otras cosas, González agrega a las funciones ya enumeradas de estos nuevos “jueces”, las del Servicio Penitenciario y/o verdugo. En efecto, sostiene que “(…) Y así, rostros al borde de piscinas, fotografiados en sus casas para mostrar las vidas aprobadas, (…) conviven con los rostros de los investigados, de los que cada domingo van a ser enviados al cadalso por Noticias y salvados en el purgatorio de Caras. (…)”

Y el “jurado” (nosotros), avalará o rechazará el dictamen en base a las “pruebas” presentadas por el fiscal-abogado acusador-juez-verdugo en base a tan recto proceder.

A decir verdad, no veo diferencia apreciable entre este estado de cosas y el circo romano. El condenado a los leones, mientras la turba enfurecida clama porque el César baje el pulgar.

Una de dos: O adaptamos la Constitución y las Leyes a actual conformación de los poderes fácticos que sostienen este estado de cosas, o se les impide impartir condena social.

Publicado simultaneamente en Artepolitica

12 comentarios:

Alfre dijo...

Si, en cualquier caso habría que convertir a los medios en 100% espacio público. Y democrático.

A propósito de "funciones desdibujadas" (por lo del periodista ejerciendo de juez, jurado, etc. etc.) creo que es un problema amplísimo. No es nomás una cuestión del periodismo -pero que son los que más se benefician, junto con los medios, seguro. Es parte de la dinámica mediática.

La cuestión es que los medios pueden establecer "verdades", pero no solamente las referidas a juzgar a tal o cual funcionario o personaje público, sino de cualquier tipo.

P. ej. hoy lo escuchaba a Lanata en el 26 citando a un juez español a propósito de las causas de la delincuencia juvenil. Una vez ví un video en internet de una conferencia suya. Lo que citó el gordo de él fue algo muy similar a lo que había visto yo -si no lo mismo.

El tipo -el juez- se larga a tirar supuestas "verdades" sobre cuestiones sociales, familiares, pedagógicas, históricas, etc. etc. de un modo tan superfluo, liviano y gratuito sólo para sostener su """teoría""" de que (resumiendo) "hay que poner límites a la juventud". Porque según él (que no es ni sociólogo, ni historiador, ni psicopedagogo, ni antropólogo, ni nada; es un juez) la sociedad española hoy todavía se está comportando de un modo reactivo a la época dictatorial autoritaria de Franco. Para él, el autoritarismo social propio de la época franquista habría generado una reacción opuesta y desmedida de "dejar hacer", y como ambas alternativas son extremos lo correcto es tomar el término medio.

Lo que en sus términos sería "Poner Límites". Pero los "límites" a los que siempre hace alusión el juez son siempre los límites ya establecidos por la legalidad presente y por las "buenas y sanas costumbres de sentido común". Es decir, es un acérrimo defensor del status quo. El tipo, por más "término medio" que quiera pensarse o presentarse a si mismo, en cierto sentido es un conservador de primera línea.

Y fijate cómo es. Es toda una cadena de disfunciones. El juez inventa una doctrina filosofico-psicologico-sociológico-historica-antropológica "ad hoc" para justificar sus deseos de impartir ley y orden a diestra y siniestra. Los medios y "la gente" en España le otorgan la función de, que se yo, "sabio en la materia". Se difunde en internet. Más gente se traga el verso. Lo vé un periodista argento. Se traga también el verso y lo cita en su programa como fuente para validar su propio punto de vista.

Entonces tenemos que los televidentes argentinos, sin saber compran lo que Lanata dice sin saber tampoco. Esto, a la vez que Lanata compró sin saber lo que vió -probablemente- por internet de un juez que sin saber tampoco opinó sobre la sociedad, la psicología, la historia, etc. etc., española.

Una linda cadena de disfuncionalidades. En lugar de pedir opinion y escuchar a profesionales argentinos hablar sobre nuestro país, nuestra sociedad, nuestros problemas, etc., hoy para mucha gente seguidora del gordo la fuente de "saber" sobre la delincuencia en argentina fue un conservador juez español. La pucha.

El problema es el legitimador. Y el legitimador en última instancia es "la gente", la opinión pública. Lanata "sabe" sencillamente porque hay gente que cree que él sabe. Ergo, como Lanata cree que el juez español "sabe", esa gente cree a su vez que el juez español "sabe".

Tampoco es para responsabilizar completamente al televidente, pero su parte de complicidad la tiene y es esencial. Sin receptores acríticos estas "funciones desdibujadas" no tendrían espacio.

Y en este caso el egocentrismo de Lanata de pararse sólo frente a la cámara para "cantarte la posta" todo el tiempo, sea sobre el tema que sea, a su vez ayuda muy poco.

Digo, bah.

Martín LatinoameriKano dijo...

El análisis es excelente, y sí... evidentemente los medios tienen un rol demasiado grande, y además cuentan con algo que no cuenta un juez: la imágen y semejanza con el televidente.

Mientras el juez está ahí, es un funcionario, está cerca de ser un corrupto para el común de la gente, el periodista (como Nelson Castro, Van der Kooy o quien fuere) son "lagente". El colectivo "lagente" es peligrosísimo, diría que he ahí el meollo. Mientras el televidente siga pensando que Jorge Rial o Santo Biasatti son pares y tienen intereses similares, que salen a la calle a comprar papa y el verdulero les dice "3 pesos Santo" y Santo exclama "¡puta madre! ¡así no se puede vivir!" van a seguir siendo obsecuentes y boludos. Mientras el televidente no se de cuenta de que los que están ahí no son precisamente representantes del ciudadano medio, estamos fritos.

Todo parece indicar que estamos fritos. Espero me equivoque.

Salutes.

Eduardo Real dijo...

Alfre y Martín: Yo dividí el post en 2 para no hacerlo tan largo y pesado, pero en realidad es un solo tema.

En el próximo, aún no escrito, va la idea de que nadie quiere ser "sólo" legislador, porque en realidad el parlamento de Montesquieu hace rato que fue desbordado, y ahora nosotros mismos nos representamos, por lo que la idea que figura en la constitución bajo la forma de "Nadie delibera ni gobierna sino a través de sus representantes" ha quedado ya absolutamente perimida.

¿A quién le puede interesar un debate circuncripto a cuatro paredes, cuando en realidad el debate se ha desbordado a toda la población?

Sobre lo que cuenta Alfre del juez, entiendo que las "opiniones" del mismo no estaban siendo emitidas en tal función, sino en esta otra que menciono. En la de "parlamentario free lance". Y asumiendo para sí todas estas funciones que menciono en una persona única: fiscal/abogado acusador/juez y verdugo. Todo en uno.

En la realidad anterior, por lo menos podía haber un juez conserva, pero capaz que le tocaba un fiscal del palo, un abogado acusador comprensivo y un verdugo humanista, qué sé yo. Cuando todas estas funciones están en un único tipo, si no tuviste suerte con el que te tocó y fuiste.

DIEGO dijo...

POR ESTE ROL DE LA "JUSTICIA MEDIÁTICA" ES QUE SÍ O SÍ HAY QUE CAMBIAR LA LEY, AUNQUE UNA VEZ CAMBIADA TARDEN MUCHO TIEMPO EN APARECER "LOS NUEVOS JUECES".

YO NO ESCUCHO A NADIE DE LOS MEDIOS
"ILUMINADOS" DE LA JUSTICIA PERIODÍSTICA.

ESCUCHO A LA RADIO DE LAS MADRES Y A RADIO NACIONAL. POR TELE CANAL 7 O ENCUENTRO. AHÍ ESCUCHÁS GENTE QUE UNO PIENSA QUE HABIÁN DEJADO DE EXISTIR.

TENGO 51 AÑOS, EL DOCTOR ME RECOMENDÓ CERO DE COLESTEROL PRESENTE EN LOS MORALES SOLÁ, NELSON CASTRO Y LANATAS, PERO ME PIDIÓ ESPECIALMENTE QUE NI ME ARRIME A LOS "LIGHT" COMO TENEMBAUM, ZLOTOGWIAZDA, SIETECASE, ME DIJO "PARECEN MEJOR DIETA PERO SON PEORES, MENOS SANOS
TODAVÍA".

ASÍ QUE YO ME HAGO MI PROPIO MENÚ PERIODÍSTICO.

CERO DE GRASA.

Eduardo Real dijo...

Diego: Te había dejado esta respuesta en el "Rap", pero te la copio acá:

Che, Diego, en serio que el ET lo defendió a D'Elía? Me 'tái cachando...

Lo de la tele, qué sé yo. Mis pibes se pasan el día en internet, así que ni registran que el televisor existe. Se prende a la noche si hay alguna serie o una peli como la gente. Pero basta de masoquearse con estos pescados. El primer punto para que se callen es impedir que entren a tu casa. Si les abrís la puerta, no te quejes del baldazo de bosta que te pueden tirar.

DIEGO dijo...

SÍ QUE ET LO DEFENDIÓ EN TVR (NUNCA VEO ESE PROGRAMA) DE LA DISCRIMINACIÓN POR "NEGRO" PERO NO PUDO DEJAR DE HABLAR DE SUS "DE SUS
DECLARACIONES ANTISEMITAS Y SU RELACIÓN CON IRÁN", Y COMO YA SABEMOS DECLARAR CONTRA POLÍTICAS DE ISRAEL ES ANTISEMITA PARA ET.

BRIEGER, OTRO "ANTISEMITA", TIENE UN MUY BUEN PROGRAMA LOS SÁBADOS A LAS 13 HS.POR EL CANAL 7, ES SOBRE ANÁLISIS INTERNACIONAL. HOY HABLÓ DE MORDEJÁI VANUNU, EL TIPO QUE DESCHAVÓ QUE ISRAEL TIENE ARMAMENTO NUCLEAR, MUY BUEN INFORME. DIGO PORQUE JODEN TANTO CON LAS ARMAS NUCLEARES DE IRÁN QUE NO TIENE, PERO NADA DICEN DE LAS QUE SÍ TIENE ISRAEL.

PRENDÉ LA TELE PARA VERLO, NO TE VAS A ARREPENTIR. SE PUEDEN ESCHUCHAR COSAS DIFERENTES EN RADIO MADRES Y NACIONAL. DEL RESTO POCO Y NADA.

Lola dijo...

A tu brillante descripción del sistema mediático neojudicial agrego un pequeño detalle: este abogado multifunción ni siquiera está limitado por ese juez de las películas, que obliga al abogado a retirar las preguntas capciosas en los juicios orales.
Mis recorridos mediáticos son tal cual los de Diego. ¡Es increíble lo bien que se vive así! Y de las barrabasadas que se dicen "afuera" igual te enterás, sólo que es como charlarlas entre amigos, lo cual evita indigestiones y úlceras. Yo también recomiendo Visión7 Internacional: y mañana a las 20:30 vayan a verlos en la Feria del Libro.
Me encantó tu blog. Llegué de casualidad, después de reírme media hora con el post que pegaste en el blog del Dotor. Impecable.

Sostienepere(y)ra dijo...

Eduardo: cuando el poder de los medios se mide por ejemplo por la magnitud de los beneficios obtenidos por estos grupos, la nueva constitución se expresa en términos del voto calificado de sus electores/accionistas.
resulta útil detenerse en el último balance presentado en la bolsa, por GC(GRUPO CLARIN).
2008: beneficios 262 millones de pesos
2007: 209 millones
2006: 869 millones

http://www.bolsar.com/NET/Research/estadosContables/bajarDocumento.aspx?id=105371

(ver especialmente pgs. 41 y 70)y en la memoria, el análisis sobre la macro argentina y sus expecativas futuras.

Respecto de la alta "presión tributaria" que denuncia hoy ADEPA, ¿porqué no efectuan las comparaciones internacionales?
Abrazo

Libre St. Yago dijo...

Guarda DIEGO que TVR se convirtió en la Resistencia, jaja.
La semana pasada mataron a Carrió y Peña, hoy les tocó a De Narvaez, Macri, Solá y Biolcatti.
Deben querer irse del 13, en cualquier momento te llevan de invitado a José Pablo F. para que les escupa verdades en zona enemiga.
Está todo demasiado raro, los que mataban ahora no matan tanto, y los que les dieron licencias por 20 años a Clarín, Telefónica y Vila hace unos años ahora quieren cambiarlas...
Recuerdo cuando Pino impulsó este debate. Lástima que siga tan tozudo, debería cambiar de opinión tan rápido como lo hicieron los que dieron licencias y hoy quieren revocarlas.

Eduardo Real dijo...

Antes de que comenzara todo este bolonqui, a modo de hobby y desde hace unos cuantos años me dediqué al análisis de la política internacional, especialmente de las partes del mundo de las que nadie hablaba (Ex-URSS, Asia Central y el Cáucaso). Una mínima parte de todo lo que tendría para decir al respecto lo volqué en las primeras notas de "Dangerosu Travels", (dangeroustravel.blogspot.com), mi "spanglish" blog. Hoy lo tengo casi abandonado, dado los sucesos de aquí, así que sólo me limito a copiar y pegar algunos artículos que me resultan llamativos. Todo este merengue para decir que hace ya varios años que sigo Vision7 Internacional. Ayuda a comprender que afuera de la burbuja están pasando otras cosas.

Pero por el otro lado, varias cosas que comentaron ustedes me dan pie a complementar el primer artículo sobre el nuevo "Poder Mediático-Judicial" con dos aspectos más que concretos de la condena social (o su ausencia): La estigmatización, por un lado, y la legitimación, por el otro. Trataré de escribir algo sobre estos nuevos "cielos e infiernos" en los próximos días. Gracias a todos por pasar. ¡No me dejen solo! (ouch!) :)

Leo Carballo dijo...

Muy buena nota, compañero. En otro orden de cosas, ¿puedo levantar su comentario en el blog del Dotor Avallay, al que adherí, para publicarlo en mi blog?. Un abrazo.

Eduardo Real dijo...

Leo: No sé qué habré dicho en lo del Dotor, pero déle, cómo no.