lunes, 28 de septiembre de 2009

La Realidad se Puede Hacer Tapa...

O se Puede Tapar...




¡Como para no ponerse nerviosho...!

Según IBOPE, el rating del 20/09/09

1. Telefe, 10.8
2. Canal 7, 10.3
3. Canal 13, 6.4

(Gracias Javier Romero por la data)

sábado, 26 de septiembre de 2009

Boicot a Kraft

(Click en la foto para ampliar)

Hay 160 familias en la calle. Éste es el hecho central. Quienes comemos todos los días, podemos darnos el lujo de especular si la profundización del conflicto buscada por los troskos vernáculos es o no funcional a las patronales, como lo fue el año pasado. Si la prensa canalla de las patronales saca o no tajada de ésto. Seguro. Pero en todo caso son especulaciones de gente bien comida. Estas 160 familias tienen un problema mayor que ésto.

Por éso, sin especulaciones, le sugiero que les hagamos sentir nuestra voz desde el rol de consumidores: No a estas marcas hasta que reincorporen al último despedido. Después analizamos el resto y puteamos a los que las metieron en un tubo prometiéndoles el cielo eterno. Por el momento, NO a estas marcas.

martes, 22 de septiembre de 2009

Ésta es la Pluralidad de Corneta

El canal ya decidió que en 2010 no renovará el contrato al programa realizado por la productora Pensado Para Televisión de Diego Gvirtz, por su postura favorable a la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Según confirman distintos medios gráficos, el grupo Clarín dispuso no prorrogar el acuerdo para que el año próximo el ciclo que conducen Sebastián Wainraich y Gabriel Schultz en las noches del sábado se emita por esa emisora.

“La clara postura que se mantiene en ese programa a favor del Gobierno es lo que generó roces con la dirección de la emisora”, sostiene en su edición de hoy el diario La Nación.

En sus últimas emisiones, TVR mostró una serie de informes que manifestaban su respaldo a la implementación del proyecto de ley de Radiodifusión que obtuvo media sanción de la Cámara de Diputados el 16 de septiembre último. Los compilados incluían los testimonios de periodistas y actores que se expresaban a favor de la nueva ley, como Víctor Hugo Morales, Eduardo Aliverti y Diego Capusotto.

El conflicto entre Gvirtz y el Grupo Clarín habría comenzado en marzo de 2008 cuando las entidades agropecuarias comenzaron con medidas de protestas contra el sistema de retenciones móviles que buscó instrumentar el Gobierno nacional. El productor respaldó la decisión estatal, mientras que Canal 13 mostró su apoyo al sector agrario.

En mayo de este año las autoridades del canal dispusieron el levantamiento de Duro de almorzar, el ciclo conducido por Fabio Alberti, luego de ocho años de emisión en distintas señales televisivas. Luego anunció el recorte del horario de TVR y retrasó su comienzo de las 22 a las 22.45.

Desde marzo de este año, PPT también produce el programa “6 7 8” que se emite por Canal 7 con la conducción de María Julia Oliván.

Considerado como uno de los clásicos de los programas de archivo de la televisión argentina, TVR había comenzado a formar parte de la grilla de Canal 13 en 2005, luego de que el canal América decidió suprimir fragmentos que presentaban la opinión como “crítico invitado” del ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto, cuya confesión abrió la puerta para la investigación de supuestos casos de corrupción en el Senado de la Nación durante la presidencia de Fernando de la Rúa.

Fuente: www.argentina.ar

sábado, 19 de septiembre de 2009

Hernán Arbizu: 'Cuchá, 'Cuchá...!



Lo prometido es deuda. Aquí va la entrevista completa al Pontaquarto de Corneta y la Yipi Morgan, Hernán Arbizu, contando los pormenores del choreo a los jubilados. Im-per-di-ble.

Para descargar y difundir: Click aquí y aquí.

Audio proporcionado por el productor y periodista Pablo Román Malizzia. Medio: Radio Cooperativa AM740. Programa: Siete Punto Cero. Conducción: Leo Cofré. Columnistas: Carlos Montero, Prof. Luis D'Elía. Entrevistado: Hernán Arbizu, ex Vicepresidente de la JP Morgan. Emitido el 17/09/09.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Que no nos Roben el Futuro, Carajo, Mierda…!

Qué pasaría si, digamos, con el dinero "intangible" de sus futuros jubilados, algunas AFJP’s hubieran comprado acciones de, ponele, un gran, pero gran diario argentino, y luego esas acciones hubieran caído estrepitosamente, digamos, de, no sé, $29 a $5, eh? Eh?

Qué pasaría si, de cada 100 pesitos que laboriosamente juntó cada jubilado para poner las plumitas en su fondito de pensión, 35 se los quedó la administradora, y con los 65 restantes, que son los “fondos intangibles” de nuestro laborioso futuro jubilado, su afjp hizo tan pero tan mal negocio con su plata que le terminó dejando a nuestro pobre jubiladito con sólo 11 pesitos de los 100 que él puso. Quién se habría quedado con los $89 restantes, eh? Eh?

Mirá si encima esa colocación de acciones en el mercado local por, digamos, U$S 106,4 millones, que valen $5 las compraran a $29 únicamente las afjp’s. Qué pasaría? A nadie más le interesa comprar acciones de, ponele, un gran, pero gran diario argentino a ese precio, eh? Eh? No le interesan los bienes culturales a esta gente, eh? Eh?

No me quiero imaginar lo qué pasaría si encima se hubiera presentado, ponele, un viernes 13 de junio del 2008, un empleado presuntamente infiel de, digamos, JP Morgan, que se llamara, ponele, qué sé yo, Hernán Arbizu ante el Juez, digamos, Sergio Torres, con muchas ganas de prender el ventilador y autoincriminándose de éstas y otras matufias para evitar su extradición a USA, donde podrían caberle, digamos, unos 30 años de gayola, eh? Eh?

Y que este arrepentido hubiera declarado por escrito, digamos, por ejemplo, que “Una de las maniobras consistía en efectuar una oferta pública a través del banco que, con la complicidad de los administradores de AFJP, compraba la emisión primaria o secundaria de alguna empresa, ya que a los particulares o agentes de Bolsa históricos no se los puede engañar. De esa forma se perjudica a los jubilados y a quienes vayan a serlo. Se eligen el momento oportuno y la disponibilidad de tales empresas AFJP para cerrar la operación. Los fondos así obtenidos son sacados del país y manejados por el banco en Estados Unidos o Suiza.”, eh? Eh?

Peor aún sería que, con los $54 de cada 100 de los fondos “intangibles” del futuro jubilado, y amparándose en la ley, no sé, 22.589 de Galtieri, se comprara, ponele, títulos austríacos para no pagar impuestos aquí, ni allá, ni acullá, no? Porque no es cuestión de andar pagando impuestos en Argentina y en Austria, no es cierto? Eh? Eh? O no hay seguridad jurídica acá, eh? Eh?

Menos mal que ésto aquí no pasa con nuestras fieles afjp’s y nuestros grandes, pero grandes diarios argentinos. Por eso este miércoles tenemos que luchar codo a codo, con los 11 pesitos que nos dejaron, para que el Estado ladrón no nos robe el futuro, eh? Eh? Carajo, mierda…!

PD1: Eso nos pasa por no leer a nuestra plumífera viuda de Neustadt (QPND)

PD2: Esta entrada y la que sigue abajo las publiqué en noviembre del 2008 aquí, aquí y aquí, cuando Corneta le hacía el aguante a los "Pequeños y Medianos Banqueros" de las AFJP. Como esta mañana Radio Cooperativa enterevistó al arrepentido Hernán Arbizu, que cuenta sin pelos en la lengua las tramoyas financieras del Instrumento de Viento, me pareció conveniente reeditarlas. Intenten encontrar a "Hernán Arbizu" en el buscador de Corneta. Seguramente "se le pasó por alto" a la Prensa Independiente, porque no hay nada.

Cosa Golda Oscurín, eh...?


Aprendé a sumar con Calculete

Si Oscurín le vende acciones de 5$ como si valieran 29$ a los jubiladitos de la afjp, y las afjp le cobran el 35% al jubiladito por hacerle tan buen negocio: Cuántos pesitos le quedaron al jubiladito? Respuesta: 3 pesiiiiiiiitos. Y cuantos a la aefejotapita? 10 pesiiiitos. Y cuántos a Oscurín? 16 pesiiiitos.

Pero como Oscurín debía pagarle muchos impuestos al Estadito por esta ganancita, compró titulitos austriaquitos que no pagan impuestitos! Cosa golda Oscuríííín, eh?

martes, 15 de septiembre de 2009

Ponencias Ley de SCA: Pedro Pesatti

Ponencia en la Asamblea Pública sobre la Ley de Servicios Audiovisuales
Por Pedro Pesatti, Profesor en Letras y Legislador electo de la provincia de Río Negro

Rebanadas de Realidad - Río Negro, 12/09/09.- El periodista norteamericano George Seldes, pionero en la investigación de la relación de los grandes medios con el poder económico, refiere en una de las páginas de su libro “Los Amos de la Prensa” (Editorial Triángulo, Buenos Aires, 1959) su experiencia como corresponsal en Alemania del “Chicago Tribune” en donde pone de manifiesto la vinculación no siempre explícita entre los medios de comunicación y el poder económico.

Cuenta que un día recibió el pedido de sus jefes para que escribiera un despacho sobre la administración de los ferrocarriles del Estado, marcando que éstos estaban mal administrados y que el servicio era deplorable. Seldes era un ignoto sobre el funcionamiento del sistema que debía investigar al mismo tiempo que ignoraba el interés que existía en los Estados Unidos para que las empresas privadas desplazaran al Estado en la prestación del servicio ferroviario.

Desconocía, además, que su diario formaba parte de un plan para orientar a la opinión pública a favor de esa medida.

“Recogí abundante información demostrando que los ferrocarriles del Estado funcionaban en Alemania a la perfección –narra Seldes- y envié mi despacho con esas conclusiones. Al día siguiente –agrega- me encontré con un largo mensaje, esta vez procedente de la oficina europea con asiento en París, instruyéndome precisamente de lo que debía cablegrafiar, o sea lo siguiente: que el sistema alemán de los ferrocarriles era un fracaso, que el público estaba furioso, los pasajeros pagaban demasiado, los fletes de carga eran enormes, la administración burocrática pésima y que entre la iniciativa privada y el control oficial todas las ventajas estaban a favor de la primera.”

Seldes se resistió a firmar la nota y profundizó su envío anterior con más datos que probaban la eficacia del sistema estatal de los ferrocarriles alemanes, pero su diario nunca publicó el informe porque debía engañar al público en procura de asentar las bases de un gran negocio del que formaba parte el “Chicago Tribune”.

Más cerca de nuestros días, el lingüista y pensador norteamericano Noam Chomsky, al referirse a la concentración que experimenta la economía mundial, refiere que la lógica de las grandes corporaciones es “alejar lo público de la toma de decisiones sobre aquello que pertenece a su misma esencia, limitar los campos de discusión públicos, controlar la opinión, asegurarse de que las decisiones fundamentales que determinan cómo va a funcionar el mundo -lo cual incluye la producción, el comercio, la distribución, el pensamiento, la política social, la política exterior, todo- no esté en manos públicas, sino más bien en manos de un altamente concentrado poder privado. Y hay varias formas para hacer esto –explica Chomsky. Una es tener el sistema de comunicación, también llamado sistema de información, en manos de una red de, pocas o muchas, no importa mucho, tiranías privadas.” (Entrevista de Anna Couey y Joshua Karliner a Noam Chomsky.

En Argentina tenemos ejemplos de la manera en que se fue construyendo una opinión pública para favorecer el desguace del Estado, con portavoces clave de este proceso y medios comprometidos en orientar el desenvolvimiento económico de la Argentina hacia una matriz que resultó ruinosa para la sociedad y cuyas consecuencias se continuarán pagando por mucho tiempo.

Pero, desde luego, lo democracia no nos pide clausurar ninguna voz, ni siquiera aquellas que desde la humana subjetividad de cada uno podamos juzgar como contrarias al interés nacional y colectivo. La democracia es siempre polifónica, pero para que esa polifonía sea tal, la democracia también nos pide que ninguna voz pueda acallar a la otra y que se pueda distinguir, también, el registro de cada una de ellas.

Hoy los argentinos estamos frente a la instancia de una ley que pareciera ser, de acuerdo al discurso de algunos medios y de un sector del arco de la oposición, un instrumento pergeñado por el Poder Ejecutivo Nacional para atentar en contra de la libertad de expresión y del acceso a la información por parte de los ciudadanos.

El argumento predominante es que el Congreso, con su actual composición, carece de legitimidad para discutir y sancionar la norma. Todos admiten, aún quienes han resultado más favorecidos por la ley de la dictadura, que es necesaria una nueva ley de la democracia, pero se encargan de enfatizar que ahora no es el momento para establecer el debate. Jamás mencionan que esta iniciativa es producto de un largo proceso, donde el rol que han tenido algunas organizaciones, como la Coalición por una Radiodifusión Democrática, ha sido central, y que su acción no viene de ahora sino desde hace años. A propósito, mientras ocupé el cargo de concejal de mi ciudad, promoví en el año 2004, y así fue aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante de Viedma, una declaración de apoyo a los 21 Puntos Básicos por el Derecho a la Comunicación, en un contexto en el cual el gobierno nacional ya había estipulado en su agenda la necesidad de avanzar hacia una nueva norma como la que ahora nos ocupa, tal cual quedó escrito en la fundamentos de esa declaración. Todo ello nos dice que no estamos ante una instancia que nació hace unas horas o un par de semanas, sino que es la consecuencia de un largo proceso en la que sólo aquellos que tienen intereses creados para que nada cambie pueden negar con el cinismo propio de quienes suponen que son los dueños de la República, mientras la República los observa con el mismo gesto severo con el que el presidente Alfonsín señaló, en ocasión del homenaje que le tributara el gobierno nacional en la Casa Rosada, lo siguiente: “Vale remarcar que cuando nos referimos a una sociedad de progreso pensamos en la utopía -nunca en la quimera- de una comunidad construida sobre la ética donde cada sector tenga la verdad y la justicia como valores centrales y los medios de comunicación estén insertados en la misma filosofía”. Verdad y justicia como valores centrales nos reclama la construcción democrática. No la mentira de quienes fueron portavoces clave de las políticas más injustas que se aplicaron en nuestro país. Por eso este debate no admite hipocresías: si se pide la postergación del tratamiento de la ley, si el argumento es que debemos esperar la nueva composición del Congreso, es porque se está buscando que la ley de la dictadura continúe rigiendo y los monopolios que crecieron a su amparo continúen ejerciendo un poder dominante sobre el espacio sagrado de la libertad de expresión y el acceso a la información que debe estar garantizado para todos los argentinos.

En consecuencia, el Congreso tiene la oportunidad histórica de demostrarle a quienes creen que pueden dominarlo todo, que nadie domina la soberanía del pueblo, y que en representación de la soberanía popular tratará la ley ahora, no después, porque en la discusión de los tiempos se define de qué lado está cada uno.

“Las libertades de prensa e información, realizadas de buena fe, son unas de las más grandes conquistas de la humanidad civilizada, pero, practicadas de mala fe, son uno de sus peores azotes.” Esta sentencia, que pertenece al tres veces presidente constitucional de los argentinos, el general Juan Domingo Perón, producto de sus reflexiones sobre los medios de comunicación, es de una actualidad absoluta. Perón ya había observado en su tiempo la lógica de las grandes cadenas que lograron transformarlo para la opinión pública mundial en un tirano, porque su gobierno no respondía a los intereses de quienes habían perdido el control sobre la Argentina. Con variaciones, hoy sabemos que poco ha cambiado. Por lo tanto, el motivo que hoy nos reúne en esta audiencia pública, es de una enorme trascendencia para la democracia y el país. Hemos conocido el azote, hemos conocido de qué manera perdimos enormes oportunidades por habernos tragado el cuento de quienes tuvieron el poder de engañarnos. Todo ello justifica el dictado de esta ley para garantizarnos que nadie tendrá el control ni el monopolio de los medios audiovisuales, para que la libertad no se transforme en mercancía de cambio. “La gloria de Blowitz era "tener un hilo"” –dice en uno de sus ensayos (“Psicología del periodismo”, 1909) Rafael Barret. Y agrega: “Apodérate de los hilos secretos. Entonces, en premio al estremecimiento periódico y fugaz que sentirán a la vez, por mediación tuya, miles de seres aburridos, gozarás de una incalculable potencia. Serás el instrumento del reclamo, la encrucijada fatal de las combinaciones financieras y políticas. Serás, ¡oh colector!, el árbitro invisible, el que manipula esa montaña de granos de arena, ese mar de gotas, esa totalidad de nadas: la opinión pública, y si así lo quieres, te enriquecerás tanto con tu palabra como con tu silencio.” Barret escribió este texto hace más de cien años para indicarnos que cuando hablamos de medios hablamos de poder, y si hablamos de poder todos sabemos que en una República y en una democracia el poder no puede hacer lo que se le plazca. El Congreso de la Nación tiene el deber indelegable de actuar en consecuencia, y lo debe hacer ahora, porque más tarde se convertirá en nunca.

NB: Todas las ponencias se recogieron en este texto.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Mi Ponencia en las Audiencias Públicas de la Ley de Medios

Una buena y una mala: La buena es la cantidad de gente que se inscribió para decir lo suyo en las Audiencias Públicas del debate que se está dando en el Congreso sobre la Ley de Medios. Fuimos tantos que debió agregarse un día más al debate, y ni aún así se agotó la lista de oradores. La mala es que por ese motivo no pude exponer mi ponencia ante el auditorio, pero de cualquier modo se adjuntará al proyecto de ley con las demás ponencias. No es nada grave, porque he visto en la lista de oradores a mucha gente que expresa mi propio punto de vista, así que todo bien, las otras voces comienzan a escucharse de cualquier modo. El texto que remití al Congreso es el siguiente:

“No hace mucho tiempo, para adueñarse del poder político en un país era suficiente controlar el ejército y la policía. Hoy, sólo en los países subdesarrollados los generales fascistas recurren todavía a los carros blindados para dar un golpe de estado. Basta que un país haya alcanzado un alto nivel de industrialización para que cambie por completo el panorama: Al día siguiente de la caída de Kruschev, fueron sustituidos los directores de Izvestia, de Pravda y de las cadenas de radio y televisión; ningún movimiento en el ejército. Hoy, un país pertenece a quien controla los medios de comunicación”.

Este texto fue escrito por el semiólogo Umberto Eco hace 26 años, en la prehistoria comunicacional. Todos recordamos bien cuáles eran los primeros blancos de los golpes cívico-militares en Argentina: Las radios y canales de televisión. Controlar el mensaje era su objetivo primordial. Los militares daban el golpe por cuenta y orden de las grandes patronales, las que eran los reales mandantes y beneficiarios ideológicos y económicos de cada derrumbe institucional.

Hoy, a 33 años del último golpe civico militar y con la ley de la dictadura más feroz y sanguinaria que recuerde el país en vigencia, este panorama desolador no ha cambiado en absoluto. Por el contrario, se ha agravado al subirse los topes de licencias que cada propietario puede poseer. La única diferencia visualmente apreciable es que ahora el poder no usa gorras, tal como citaba Eco.

Del mismo modo en que antes las radios y canales se repartían entre el ejército, la aeronáutica y la marina, hoy se distribuyen en un grupo no mucho mayor de multimedios. Y el resultado final no difiere en absoluto: Voces monocordes que giran y taladran incansablemente alrededor del mismo mensaje erosivo: Nada está bien, todo está mal, es un desastre. Como el remedo patético que supo componer el genial personaje “Arnaldo Pérez Manija” del aún más genial Capusotto.

Tres ejemplos alcanzan para identificar quiénes son, simultáneamente, EL PODER y la oposición:

1. El 29 de junio, al día siguiente de la derrota electoral del FpV en la PBA, las acciones del Grupo Clarín aumentaron su valor en un 31%. (Reuters, 29/06/09)

2. Las declaraciones de la Sra. Carrió, quien en una conferencia de prensa de hace unos pocos meses declaró muy suelta de cuerpo “No tenemos ningun problema en defender a llamados Grupos economicos …”, para luego rematar al poco tiempo: “despues discutiremos con Clarin la mejor ley …”. Esto fue subrayado por la Dip. Patricia Bullrich con fecha 09/09/09 en el programa “A dos sobres”: “Lo que dijo Carrio es totalmente correcto. Yo la apoyo”

3. La protección mediática de la que goza el garante patronal, el mayor traidor que conoció la historia argentina de todos los tiempos, Julio César Cleto Cobos. Su permanencia en el cargo, en calidad de usurpador a partir de julio del año pasado, es opuesta por el vértice al tratamiento que la prensa patronal le dio en su momento y por idénticas razones a Juan Carlos Lorenzo (Borocotó), quien ocupaba un cargo de CONCEJAL. Si la traición por todos conocida, a la que se agrega el para nada secreto armado electoral opositor actual y el pedaleo de la Ley de Medios DESDE EL CARGO DE VICEPRESIDENTE DE LA NACIÓN no constituye el cargo de “Inhabilidad Moral” que requiere la Constitución para ser destituido por la via legal, yo ya no sé qué significa “Inhabilidad Moral”.

Permítanme trazar ahora una analogía que vincula al espectro multimediático actual con la góndola de lácteos de un supermercado: Tiene toda la apariencia de haber una gama ilimitada de opciones y alternativas. Miles y miles de productos diversos agolpados ante nuestra vista. Sin embargo, si uno se fija bien, todos esos productos los fabrican solo dos empresas. Con la misma leche que fabrican la crema hacen el yogur, el postrecito infantil, el flancito, la ricota, el queso. Miles de productos. Dos empresas. Mala leche.

Ni qué hablar cuando alguna de ellas percibe que alguno de sus variadísimos intereses se encuentra mínimamente en riesgo: La respuesta mediática será feroz, como lo vimos el año pasado y se continúa en éste. Hablarán las voces que ellos decidan que debe escucharse y callarán las que les resultan inconvenientes. Como en la góndola de lácteos: ¿Cómo puedo elegir las voces que no están, si no están? Los que sí están, taladrarán incansablemente con los ejes de sus ideas-fuerza. Machacarán hasta el hartazgo siguiendo el Principio de Orquestación de Goebbels, el de “Miente, miente…”

Son las dueñas de los estímulos que recibirán los ojos y oidos de todo el país, y por consiguiente son las dueñas del humor social. De lo que hablará el Carlito en la oficina, José con su familia y Doña Pocha en la cola de la verdulería. Con el uso machacón, deliberado e intencional de estas herramientas construyen y ordenan nuestra realidad, legitiman hechos, ideas y valores.

Cuando el año pasado, a sólo tres meses de haber asumido el gobierno legítimamente electo por casi la mitad de los argentinos, los grupos de multimedios decidieron deslegitimarlo desconociendo abiertamente el resultado electoral, una parte sustantiva de la sociedad advertimos que nuestras voces no se escuchaban en la prensa patronal. Nuestras voces habían sido borradas de un plumazo del espacio radioeléctrico. Al cabo de sólo tres meses. Como si quien ejerce la Presidencia se lo hubiera ganado en el Quini-Seis, y no en elecciones libres. Como si los ocho millones seiscientos mil argentinos que la votamos nos hubiéramos desvanecido en el aire. Nuestras voces fueron los desaparecidos de los medios.

La patronal mediática desplegó entonces una suerte de gran Billiken radioeléctrico para disfrazar a la patronal sojera de “pequeño productor”. En este punto se concentraron todos los esfuerzos. Apelaciones pasteurizadas y descafeinadas a la nobleza del gaucho, de la pampa y el ombú florecían en la boca de movileros con aspiraciones editorialistas, aún cuando hasta el más desprevenido podía advertir que el Zoilo no montaba ni un alazán ni un Rastrojero, sino tremendas 4x4. Que lejos estaba de ser un “pequeño y mediano productor”, sino que más bien poseía o alquilaba un campo de varios millones de dólares. Que aún más lejos estaba de ser noble ni manso, sino que cortaba rutas, detenía ambulancias, confiscaba mercadería, se apropiaba de los símbolos patrios, amenazaba, escrachaba y golpeaba impunemente a quien opinase lo contrario a la vista de todos. A la vista de todos.

Les recuerdo que por esos días hasta este Parlamento trabajó bajo presión y amenazas extorsivas, públicamente proferidas incluso sábados y domingos, por si alguien se olvidó. Y todo con la anuencia y beneplácito, cuando no de aliento y fogoneo explícito, de los grandes medios concentrados en manos de los poderes fácticos. Así construyeron esta realidad. Billikenizando hechos. Pasteurizando voces. Amordazando otras. Ganaron los gritones, quienes farsescamente simulaban requerir “el diálogo y el consenso” para correr el arco tantas veces como concesiones se le hacían.

Los que observábamos absortos semejante clericó bizarro convertido en el discurso mediático por cadena nacional, no sólo no lo podíamos creer, sino que además no lo podíamos decir. Y no meramente por el riesgo físico y personal de entonar un canto que desentonara con el del coro mediático, sino simplemente porque no disponíamos del medio a través del cual decirlo.

Todas nuestras voces habían sido previa y sigilosamente apropiadas por los grupos multimediáticos bajo la forma de “licencias” y no lo habíamos advertido. Recién en el momento en que necesitamos decir lo nuestro y no tuvimos un canal a través del cual expresarlo, tomamos conciencia de que nuestra voz había sido acallada. De que la “libertad de expresión” de la que presuntamente gozábamos según la constitución, se convertía en retórica hueca sin el necesario canal tecnológico a través del cual materializarlo. Parece que algunos tenían una “libertad de expresión” clase “A”, mientras que otros teníamos una “libertad de expresión” clase “B”.

Desesperados por el amordazamiento generado por los grandes multimedios, debimos recurrir entonces al canal alternativo de los blogs. Cada vez más gente comienza a poder expresarse y a ser escuchada a través de esta canal. Pero no nos engañemos: Aún cuando pasamos de ser 10 o 20 el año pasado a más de 200 en la actualidad y creciendo, los blogs aún siguen siendo el reducto “under” de la comunicación.

Y por más que seamos objetivamente inofensivos en materia de comunicación de masas para los grandes multimedios patronales, los blogs y los blogueros ya hemos comenzado a sufrir las consecuencias de sostener un discurso que fisura el blindaje discursivo mediático.

Así, Artear, la mayor concentración oligopólica del discurso mediático del que tenga memoria la Argentina en toda su historia, propietaria directa o indirecta de más de 300 licencias del espectro radioeléctrico, ya comenzó a censurar expresamente nuestros videos en la red bajo la excusa de infracciones al copyright. Copyright que por otra parte nunca se encargó de proteger de sus otros socios patronales. O judicializando la utilización de la palabra “Clarín” en blogs adversos a su discurso, con fuertes multas por su mención. Todos sabemos de qué se trata.

Es decir, el discurso único y monolítico de la prensa patronal no admite fisuras. Hasta en los medios alternativos y marginales estamos sintiendo el puño de hierro del amo de la palabra y de las emociones de los argentinos. Ni en ese rinconcito limitado de la blogósfera podemos expresar lo que pensamos y sentimos con entera libertad. El que siempre nos amordazó, se dice a sí mismo amordazado. El apropiador, expropiado.

En esta instancia tenemos la posibilidad única e histórica de redistribuir democráticamente el uso de la palabra. Tenemos la posibilidad de que muchas más voces que las actuales digan lo que tengan que decir. Lejos de coartar la libertad de expresión, esta ley nos dará voz a los que nunca la tuvimos. Para que, volviendo al paralelo con la góndola de lácteos, cada producto sea de un fabricante diferente, y no este mero simulacro de diversidad ficticia que la prensa patronal supo construir.

Señores legisladores: Nadie crea que se encuentra realmente a salvo de los poderes fácticos. Si es que alguna vez piensan abandonar el “meopongoaltodismo” para constituirse seriamente en una alternativa electoral, tarde o temprano terminarán teniendo que negociar su gabinete con los reales dueños de la manija, o concediéndoles interminables prebendas para que los dejen gobernar.

No se sientan a salvo de la difamación profesional, ni aún siquiera de modo transitorio. Hoy les dan cámara y micrófono porque su discurso les resulta funcional al mensaje erosivo de las patronales. Mañana, si es que alguna vez se deciden a ser gobierno, recibirán su ración de anchoas en el desierto. Y ustedes lo saben. Como alguien dijo, el tiempo sólo es demora de lo que está por venir. Actuemos ahora, el momento es éste. Antes de que sea demasiado tarde. Para nosotros y para ustedes.

Gracias

Eduardo Real
Integrante de las Organizaciones Sociales Blogueros en Acción, Blogueros Contra la Censura, Prensa Canalla, Medios en Carta Abierta

jueves, 10 de septiembre de 2009

¡Ríndete, Corneta, y tendrás un juicio justo...!


Dudé en ponerle ése título o "Poniendo estaba la gansa". Laying was the goose, bah. Parece que los muchachos la pensaron un rato, y "200" no era muy simbólico. "Batallón" suena mejor, y de paso deja en claro que se trata de una guerra.

Aunque a esta hora seguro que ya les parece poco también y se transformó en "Pandemia de Inspectores" o "Al-Qaeda rodea a Clarín".

Soretes

martes, 8 de septiembre de 2009

¡Fidel, Fidel, Duro con él...!


Los muchachos están duros. O quedaron duros, qué sé yo. Allá por abril, decíamos que "La condena civil o penal comienza a ser sustituída gradualmente por la condena social. El que imparte condenas y absoluciones sociales ya no es un magistrado seleccionado con arreglo a la constitución y las leyes, sino un periodista seleccionado por un grupo económico."

Como verán, ésto del cambio de la condena civil o penal por la condena social no era una mera figura retórica, sino exactamente éso, sin encomillado de ningún tipo. El gobierno argentino democráticamente electo hace menos de dos años ha sido condenado por un Tribunal Oral Mediático en España. Y lo dicen. Y-LO-DI-CEN. Ni siquiera intentan disimularlo con algún recurso semántico. Gobiernan el mundo y así nos lo hacen saber. Como si quien ejerce la Presidencia se la hubiera sacado en el Quini-Seis, y no por mandato de ocho millones seiscientos mil argentinos.

A propósito... "Dura Condena" y "Dura Advertencia", en el barrio se les llamaba "Amenazas" (vg. Aprietes) ¿O estoy MFT?

Para denunciar ésto y unas cuantas cosillas más que tengo en el tintero, me presentaré el día jueves 10/09/09 a las Audiencias Públicas del Congreso para presentar una ponencia sobre el tema. Ampliaremossssss...

jueves, 3 de septiembre de 2009

¡Chavizaci... (er, no)... ¿Uribización...?!


¡Tres al hilo...! Bueno, tres posts en un día no es mi ritmo habitual. Es que me agarró la revolución productiva. O que el día venía medio cargado... No sé. Pero parece que ya tenemos un término que podría reemplazar ajustadamente el "Chavismo" y "Chavización" que utiliza la prensa patronal como derogatorio cotidiano: "Uribismo" y "Uribización".

Clavado que desde mañana ésos serán los nuevos clichés que utilizará el Instrumento de Viento, sus movileros-editorialistas y demás secuaces como derogatorio. ¿Qué? ¿No me creen? ¡Vaaaaamooooossss...!

Y no se pierdan las 2 notas de abajo. Miren que 3 al hilo no es frecuente.

¡Ésto sí que es PRO...!


Julio Fornari sí que es PRO...! El candidato a Concejal del PRO en la localidad santafesina de Gálvez, Julio Fornari, salió a decir después de un robo: "Hay que unirse y quemar a las ratas que viven en el barrio de atrás" y así "evitar que crezcan", en referencia a una villa cercana. "La única solución es juntarnos 80, 90 o 100 vecinos (NB: "lagente"), ir y prenderles fuego", sentenció. Horas después, reconoció que "se me salió la cadena", y finalmente renunció a la candidatura.

Se nota que Don Fornari es novato en ésto, y no aprendió del Diputado Electo por Entre Rios del Acuerdo Civico y Social de Cobos, Stolbitzer y Carrió, Jorge Chemes. En la Argentina, hacer éso es moneda corriente (vea la UCEP del Niño Mauricio sinó). Éso sí, hacerlo no es problema. El problema es decirlo.

Una idea: Y si se compran unas capuchas blancas? Mínimo, califica como "Gran Dragón" Don Fornari ¿no?

Oia...!



¿Se acuerdan del paseo que le dio el Master of the Universe Zaiat a Don Biolcatti? Cuando, muy suelto de cuerpo, el abuelo de King Kong pronosticaba que la Argentina iba a importar carne y leche?


(click en la imagen para ampliar)

Bueno, como pronosticador, no es de los mejores, vea. Según publica hoy 03/09/09 el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), las exportaciones argentinas de carnes vacunas crecieron un 67,6% respecto del mismo período del año anterior, y un 71% respecto del mismo mes del año anterior.

Don Biolca, mire que a Pinocho le crecía mucho la nariz cada vez que hacía éso, eh? Ahhh, pillín...!