viernes, 5 de marzo de 2010

Con Cristina, en contra del Rejunte Destituyente

La bolsa de gatos llamada oposición, alentada por el Grupo Clarín, ha mostrado claramente sus intenciones: destituir a la presidenta Cristina para que Cleto Cobos gobierne en beneficio de los intereses oligárquicos; de los reaccionarios y monopólicos medios de comunicación; de los bancos y especuladores. En realidad, Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín, se ha convertido en el comandante en jefe de este nuevo intento, cuyos oficiales y soldados son las figuras espectrales y repudiadas de Carlos Menem, Lilita Carrió, Adolfo Rodríguez Sáa, Adolfo Prat Gay, Federico Pinedo, Patricia Bullrich, con la participación especial de Pino Solanas, en el papel de bufón de izquierda.

Si la comparsa gorila se propone realizar un juicio político y destituir a Cristina con cualquier argumento leguleyo, en los que los liberales de todo pelaje, han sido y son expertos, encontrará la resistencia del pueblo argentino en las calles, en las fábricas –reabiertas por los dos últimos gobiernos-, en las universidades y en los barrios populares de todo el país.

Argentina ha establecido desde siempre un régimen presidencialista por el cual, quien gobierna es el Poder Ejecutivo de la Nación, o sea Cristina Fernández de Kirchner. Cualquier intento del Congreso de modificar de hecho este régimen conforma una maniobra tendiente a modificar el espíritu de la Constitución Nacional, violentar la convivencia democrática y, por ende, crear las condiciones para alterar el orden político institucional. En suma, pretende usurpar la legítima soberanía popular expresada en la Presidenta de la República Argentina.

Nuevamente la historia nos pone en la disyuntiva de los grandes momentos: se trata de Cristina, el pueblo argentino y su luminoso futuro o del rejunte anidado en el Congreso, los responsables de la crisis de 2001 y el oscuro pasado de la entrega, la desnacionalización y la Argentina sin fábricas ni trabajadores ocupados. Se terminó el tiempo de los ni, es hora de estar o seguir hablando.

La CGT, la CTA, los movimientos sociales, las Madres y Abuelas y los partidos y agrupaciones políticas populares, empezando por el Partido Justicialista, deben expresar claramente su apoyo a Cristina y su repudio a cualquier intento de golpe “institucional”.

La Corriente Causa Popular convoca a todos los argentinos de bien, a los trabajadores y a los empresarios con conciencia patriótica, a los jubilados y a los desocupados, a los militares herederos de San Martín, Savio, Baldrich y Mosconi, a las amas de casa y a los estudiantes para impedir, de todas las formas, que se lleve a cabo esta nueva contrarrevolución oligárquica y para desnudar la hipocresía de los destituyentes y desarmarlos políticamente.

Queremos que se sigan abriendo fábricas, que aumente la cantidad de trabajadores, que nuestros jubilados mantengan el nivel de sus ingresos, que el crecimiento de nuestras reservas genuinas contribuya al desarrollo nacional. Resistiremos la vuelta de los muertos vivos del “uno a uno”, del corralito y las cuasi monedas.

Con Cristina, a enfrentar y resistir la conjura mediático-parlamentaria

Buenos Aires, 4 de Marzo de 2010

Corriente Causa Popular

Mesa Nacional

7 comentarios:

DIEGO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DIEGO dijo...

adhiero.

no me pienso tragar ningún golpe, duro, blando, de colores (anaranjado) o de la mierda que sea.

esta vez ni en pedo me lo banco.

gem dijo...

hola! pedí en otros blogs que se unieran todos para informar sobre las movilizaciones posibles, indicando lugar de concentración y si pueden llevar un cartel identificador así nos encontramos, si puede ser con tiempo, gracias

Udi dijo...

¡No pasarán! Hay que dejarlo en claro por cualquier medio, blogs, tiza y carbón, cadenas de mails, boca a boca. Sobre todo boca a boca...
Ssalud y Resistencia !

Comandante Cansado dijo...

Aguante Cristina.

Fernando Torrado dijo...

el gobierno tendrá sus contradicciones, pero cualquiera que se diga progresista no puede dejar de ver los intentos destituyentes de la derecha. y si aún así, elige unirse a la derecha, quiere decir que traicionó su ideología por mezquindades personales.

saludos

lamierdaoficialista.blogspot.com

Néstor Dulce dijo...

¡Aguante, Cristina!
Avísenme si hay movilizaciones en:
www.kikitodulce.blogspot.com
De mientras, pasen por el blog para reírse un rato