jueves, 27 de mayo de 2010

Nosotros queremos el Diálogo y el Consenso, pero esta Yegua Botóxica no quiere

Palabras más, palabras menos, éste es el mensaje esquizo que rezuma desde "la oposición", las principales plumas de la patronal y su séquito de “comentaristas espontáneos”.

Siempre envueltos en sus banderas republiquetas, muestran el culo en cada avance. Y de pronto enarbolan banderas que nunca supimos que defendieran. Según convenga a su propio relato de la realidad, pueden cruzar toda la cancha conceptual sin despeinarse: Desde enarbolar conceptos etéreos como la Democracia, la República y el Federalismo, a menesteres más mundanos como el precio de la lechuga.

Así, si la realidad que intentan guionar se los aconseja por alguna repartija de fondos coparticipables, hoy son Federalistas a muerte y no hay cosa que supere en importancia al federalismo. Federalismo o muerte. Unitarios o Federales. Nunca supimos de su oculta admiración por el Chacho Peñaloza, pero bueno, es que estaban esperando la oportunidad histórica para ponerse la divisa punzó.

Ni qué hablar de sus -hasta ahora- ocultas preferencias Republicanas. Darían su vida por la –de pie por favor- República. Y por las Instituciones, claro. Desde el ’76 que lo venían ocultando, pero, más temprano que tarde, el que es Republicano no tiene cómo seguir ocultándolo por más tiempo.

Desde las alturas republiquetas, estos noveles jacobinos descenderán luego sobre la defensa de la Carta Orgánica del BCRA. ¿Cómo no van a defender la Carta Orgánica del BCRA? ¿Alguien puede vivir –tan siquiera- sin tal preciado instrumento? ¿Es concebible la vida sin tan noble legado cavallista? Le digo más: ¿Es digno de la Condición Humana oponerse a la misma? De modo alguno.

¿Y qué decir de su repentino apego a la precisión estadística? Morirían sin ella. ¿O acaso alguna vez se cuestionaron las cifras del INDEKKKK antes del 2007? Nunca. Y mire que llevo vivido aquí un par de años. Ni que hablar de las mediciones de Ibope, tan impolutas cuan incuestionables. Mucho menos, de las Calificadoras de Riesgo, que como todo el mundo sabe, no le erran ni un cachito así, vea.

Pero ya.

Qué lindo que Cristina les haya mandado al carajo toda la hojarasca hipócrita con la que intentan tapar su culo sucio. Qué lindo ver cómo se revuelcan en su propia inmundicia, echando espuma por las orejas mientras blasfeman por “La República” y clavan el puñal por la espalda. Qué lindo que Cristina haya expuesto la fractura entre un proyecto particular y la nada misma con su carta a Macri. Con los dos tedeums. Con la 9 de Julio y el Colón. Qué lindo. Nadie podrá hacerse el pavo de ahora en más.

Mientras “la gente” busca el –de pie por favor- Diálogo y el Consenso, este proyecto expone la fractura en su real magnitud. A la vista de todos, sin disimular ni barrer debajo de la alfombra lo que no es “chic” exponer. Aaaayyyy… señora! Qué dirán de nosotros en el mundo! Cómo nos verán a los argentinos en el exterior!

Hojarasca republiqueta que se terminará llevando el viento en la cola de una verdulería por las afueras de Quemú-Quemú. Y exponer en su más crudo realismo el choque del Estado contra el Mercado que se viene desarrollando desde el 2003. Que a esta altura, ya es el choque no entre dos ideologías, sino entre una ideología y el interés. A su manera. Zigzagueante. Esperando el momento oportuno. Con avances y retrocesos. Im-pos-ter-ga-ble.

Alea iacta est!

7 comentarios:

Maricé dijo...

Impecable. Asi es.
Además, creo que el mensaje contundente e irrefutable de los 6 millones que disfrutaron de la fiesta es que les chupa un huevo lo que los oráculos mediáticos les dicen que tienen que hacer y pensar. Ni miedo, ni inseguridad, ni fascismo K: alegría, dignidad, volver a sentirse protagonistas de la historia. El pueblo sabe, como bien decía Evita y es fiel, no a un partido o un politico, es fiel a quienes lo defienden, dan la cara por ellos, se enfrentan a poderes inmensos por su beneficio. Y todo ese pueblo se expresó.
Además, ¿quien iba a imaginar que chicos jóvenes del pueblo iban a cantar a los gritos y con lagrimas La Marcha de San Lorenzo? cosas vederes Sancho, que non crederes.
Saludos

CASPA DE MALDITOS dijo...

Clarín todavía está buscando por las adyacencias de la 9 de Julio los 10 millones de choripanes que los Maléfikos K repartieron gratis. Es que otar explicación no le entra en la cabeza.

Martín (Latino) dijo...

Muy bueno Eduardo, efectivamente hay un discurso paranoico y profundamente bipolar desde hace un tiempo, hay tipos que son abonados a eso, ya sea por odio (como Eliaschev o Leuco) ya sea por simple falta de talento (caso de Majul o Tenembaum). Y también hay un grupo de ciudadanos que suscriben a esa histeria y piden sangre a gritos, que son capaces de ser tan socialistas y/o marxistas como fascistas, que incluso pueden llegar a reivindicar a Perón con tal de pegarle al gobierno a pesar de que no saben como ocultar los pelos. Son la contradicción permanente: queremos pero no queremos, queremos todo pero no queremos nada, hay crispación, no se puede vivir así y todos son unos hijos de puta, mensajes contradictorios y manipuladores, crean la enfermedad y ofrecen la cura.
Salutes.

Julio Fernández Baraibar dijo...

Excelente análisis, Eduardo. TN se pasó todo el día de ayer intentando establecer que lo que había pasado no había pasado. Tarea inútil, pero confunsionista.

Enrique Pazo dijo...

¡Sep...!, pero ahora esta Yegua no deja entrar los palmitos importados, el Té de Bailén ni las cubiertas Dinamarquesas para MIS 4x4.

Estamos aislados del mundo y ¡¡¡se viene el apocalipsis!!!

DIEGO dijo...

muy bueno el post.

vi basicamente dos enfoques de la gente del otro lado del mostrador.

uno es... "los políticos deben leer el mensaje del pueblo que quiere unidad" tomando como políticos al unicamente al gobierno que hasta ahora desunió a los argentinos.

el otro es "el síndrome eliaschev".
tengo un hermano que espero no haya que internarlo en el pasteur

Eduardo Real dijo...

Diego: ""los políticos deben leer el mensaje del pueblo que quiere unidad"

Ésa es la lectura de los hechos que están tratando de imponer. Apostaban a que lloviera los 4 días. No llovió. Apostaron entonces a que no fuera ni el perro. Dos millones de personas. Finalmente cruzaban los dedos para que la chiflaran a Cristina. La ovacionaron en su cruce por la Plaza de Mayo. Perdidos por perdidos, y antes de que los tapara el agua, el último día se subieron al caballo "liderando al pueblo". Son patéticos. Dan asquito.

...tomando como políticos al unicamente al gobierno que hasta ahora desunió a los argentinos."

Ésto ya es un clásico. Ellos no integran ningún bando. Son seres celestiales que no toman partido en defensa de ningún interés. Desde hace décadas que intentan suplantar a los políticos, que, bien o mal, cada tanto construyen una ruta, subsidian a un pobre, algo.

En cambio ellos no construyen la historia. Apenas si la comentan. Y con aire de "ciudadano indignado" marcan lo malo que son los otros. De transpirar la camiseta, mejor ni hablemos.

Respecto de la familia, y si bien la mía (tíos, primos) ya era disfuncional desde hace rato, en marzo del 2008 implotó. Así que ahora sólo me queda la vieja, por algún tiempito más, mi jermu y los pibes, tropilla del mismo pelo.