lunes, 5 de diciembre de 2011

martes, 22 de noviembre de 2011

Machismo Idiomático

Zorro = Héroe justiciero
Zorra = Puta

Perro = Mejor amigo del hombre
Perra = Puta

Aventurero = Osado, valiente, arriesgado.
Aventurera = Puta

Cualquier = Fulano, Mengano, Zutano
Cualquiera = Puta

Callejero = De la calle, urbano, citadino.
Callejera = Puta

Hombrezuelo = Hombrecillo, mínimo, pequeño
Mujerzuela = Puta

Hombre público = Personaje prominente. Funcionario público.
Mujer pública = Puta

Hombre de la vida = Hombre de gran experiencia.
Mujer de la vida = Puta

HEROE = Ídolo.
HEROÍNA = Droga
ATREVIDO = Osado, valiente.
ATREVIDA = Insolente, devergonzada
SOLTERON = Codiciado, inteligente, hábil.
SOLTERONA = Quedada, poco deseada, la dejó el tren
DIOS = Creador del universo y cuya divinidad se transmitió a su Hijo varón por línea paterna.
DIOSA = Ser mitológico de culturas supersticiosas, obsoletas y olvidadas.
SUEGRO = Padre político.
SUEGRA = Bruja, vieja intrusa
MACHISTA = Hombre viril, macho
FEMINISTA = Loca, amargada, resentida
DON JUAN = Hombre galante, seductor
DOÑA JUANA = La mujer de la limpieza

Sólo hay una excepción:
Zapatera: La mujer del que confecciona y repara zapatos
Zapatero: Hijo de puta

jueves, 27 de octubre de 2011

¿Y ahora qué carajos le digo?

Si vieras que lindo que está tu país, flaco, no lo podrías creer. ¿Te acordás cuando asumiste con el 22% de los votos, y jugabas con el bastón? Qué increible. Debo reconocer que en el 2003 yo te voté pero no era un voto tuyo sino en contra de la dupla de innombrables. Todavía no te creía un soto. Qué vas a creer en “los políticos”. El 2001 estaba fresco y la confianza había que ganársela. A pulmón y sin un mango para reparar el desastre que quedó en tus manos. Debo reconocer que durante las primeras horas de tu “triunfo” con el 22, si me acercaban el kirchnerómetro marcaba cero. Cero. Igual que el peronómetro.

Horas después, y como primera medida, te mandaste 23 generalotes al buche. Y las madres y abuelas fueron las primeras que recibiste. Y el cuadrito ¿Te enteraste que ayer el tapón que quisieron ponerle a la historia finalmente voló por los aires? ¿Qué la camarilla genocida entró, ahora sí, a la carcel? Pero bueno, me dirás, yo qué carajos tengo que ver. Si simplemente hice lo que se debía en un país normal. Yo podría retrucarte diciendo que no estábamos en un país normal, sino en un país resignado, deshilachado, triste. Eso nos parecía “un país normal”. La aberración perpetua era el país normal. Ya no.

Mirá flaco, yo no sé expresarme muy bien. Sí, escribir sé, pero eso no alcanza. ¿Porqué no te pegás una vuelta y lo ves por vos mismo? Siento una gran pena por la ingratitud que sufriste mientras estuviste en tu país. Mucha ingratitud. A cuántos les salvaste la cabeza, y el día en que se te ocurrió pedirles un poco, te clavaron un puñal por la espalda. Si hasta festejaron con asados el día en que te sellaron el pasaporte. Mala gente ¿eh? Muy mala gente. También recuerdo haberte ido a visitar al sanatorio en el que estabas cuando por dos veces consecutivas amagaste con irte. ¿Sabé cuántos había haciéndote el aguante afuera? Cinco pibes de La Cámpora y veinte movileros. Las dos veces que fui, ése era el panorama. Nadie.

¿Cómo no hablar de ingratitud entonces? ¿Qué querés que te cuente? Bueno, sí, algo hay para contar, aunque un poco tarde. Desde allá quizás no lo veas, no sé si habrá salido en los diarios, pero parece que Cristina levantó tus banderas y las llevó a la victoria. Como “esa mujer”. Parece que mucha gente por aquí hizo un curso acelerado de comprensión de textos, y ahora ya no sólo sabe leer, sino que además comprende lo que lee, escucha y ve. Le significa algo. Y reacciona. Yo incluido.

La pucha, qué lindo es comprender. Ves tantas cosas que antes te comías de un bocado sin siquiera analizarlo… hasta que un día desconfiamos un poquito y le mandamos a hacer un análisis al “agua pura y cristalina” que consumíamos, y parece que en vez de encontrarle arsénico, nitritos y metales pesados, le encontraron mentira en altas dosis, acompañadas de distorsión, falsedad, recortes envenenados, intencionalidad expresa y tanta basura más… Mirá vos. Tan limpia y cristalina que parecía...

¡Si vieras las caras de los falsificadores! No te podés imaginar el veneno que chorrea por las pantallas, el pus que estalla en los editoriales de la nube de pedos en la que viven. Qué mal se vive ahí. Qué vida de mierda que tienen. Aunque sí, seguro, cómo no te lo vas a poder imaginar si lo viviste en primera persona mientras estuviste en la Argentina. Pero es peor, te lo aseguro. Aunque cueste creerlo, es peor. Pero en fin, no vale demasiado la pena detenerse en ellos. Defienden sus intereses desde sus atriles disfrazados de vaya uno a saber qué. Ya está, ya fueron, no valen ni el medio byte que les estoy dedicando. Vuelta de página.

Qué sé yo, flaco, podría llenar tres carillas haciendo el racconto de lo que dejaste antes de salir de viaje. Pero para qué. Si vos y yo lo sabemos. Si medio país ya lo sabe. Pero se te extraña ¿eh? Puta si se te extraña. ¿Porqué no te dejás de joder un poco y te pegás una vuelta por aquí? Dale, no jodas. Te aseguro que la “crispación” quedó confinada en sede editorial. Sólo ahí. El pueblo está con vos.

Bueno, che, te dejo porque me tengo que ir a un homenaje que se hace hoy. Va a estar lindo. Hoy, justo, justo, al cumplirse un año de tu partida. Lo que son las coincidencias ¿No? Qué lo parió.

Chau, flaco. Un abrazo y volvé cuando quieras. No sabés la que te estás perdiendo.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Nacimiento


Por Pablo Ferreyra

Fue un miércoles. Una semana después para ser más exacto. Y lo comparto porque sé que miles, ahora millones, me van a entender: empezaba el día del censo nacional y yo estaba desde temprano levantado pensando en ese número que era mi hermano, ese número que no era más.

Había vuelto a dormir un poco mejor. Sin las imágenes de la ambulancia y del disparo. Sin el apellido "Ferreyra" en todos los canales, pero ya con la promesa de conocer a la Presidenta y de que esté Él en esa reunión.

Siempre me gustó Cristina, con Néstor me resistí más. Pero me ganó de a poco y fui entendiendo que ese ojo desviado estaba puesto en el futuro. Todavía sigo fantaseando con conocerlo, con votarlo.

Lo veía más cercano a mí, más cercano a todos. Un tipo común, cálido, metido en el rosqueo, armador, leal y jodón. Que ve clarito los límites de la política real, ese borde donde se hace historia o se juega sucio. Ese tablero de ajedrez en donde todos jugamos, pero en donde Él hacía el primer movimiento. Y nosotros acompañábamos.

Concretamente: a mí Néstor me devolvió la militancia, me trajo a la política de nuevo.

Yo estaba fundido, mi experiencia en la izquierda término mal. No me arrepiento de mi educación, aprendí de todo ahí; a poner el ojo en la economía internacional, en las relaciones con EE.UU, en la lucha de clases que no abandono y me ayudan a visibilizar a los actores en este gran campo de batalla; pero terminé mal.

Y de a poco, de creer que este gobierno maquillaba su rostro con medidas populistas empecé a ver esos cambios profundos, y me expresé, y encontré un "otro" como yo que vino de la izquierda para defender en voz alta a Néstor y Cristina con la crisis del "campo" y la 125. Y después otro más. Y lo otro es historia de todos los que militan.

Esto que viene ahora es muy personal y entiendo que no sea fácil de compartir, pero no exagero si sentí a Kirchner padre de mis nuevas convicciones.

Y una semana después de perder a mi par; a mi hermano, al que me corría por izquierda, ese nuevo referente del trotskismo y los movimientos sociales; muere Néstor.

Temprano, esperando al censista, me entero por TV. Dice que está internado y con mi mujer ya sabemos que está muerto. La placa negra de Crónica lo dijo más claro después, me sentí desolado.

En una semana perdí toda referencia con la militancia política de nuevo. Quedé huérfano de padre y sin mi hermano. Perdí la posibilidad de juntarme a hablar con Él y que me ayude en la búsqueda de justicia por Mariano.

Me sentí solo. Sin dolor (porque ya se lo había llevado la muerte de Mariano) pero confundido y triste.

Llamé a Patucho, estaba conmocionado. Yo no encontraba el norte. Fueron horas de estar perdido. Pero hice memoria. Recordé el conflicto rural, cuando parecíamos un puñado de locos contra todos.

Recordé cómo nos amuchábamos, que éramos más de lo que decían y soñé con la Plaza llena para recordarlo.

Esa noche, entre la tristeza y la desorientación, fuimos llegando miles a la plaza en una movilización que duró varios días.

Experimentamos la compañía, la fragilidad y la fuerza de Cristina, el amor del pueblo, el nacimiento del kirchnerismo.

Le dimos un sentido a la muerte de Néstor, la juventud copó la Plaza y se ganó el lugar que perdió en el ´74, tomamos la posta.

Y ahora, con este triunfo electoral, me atrevo a pensar que los próximos 4 años serán de los jóvenes, donde nos formaremos para gobernar el país bajo la mirada puesta en el futuro de Kirchner.

Néstor nos dio voz, Cristina nos trajo al frente. No vamos a tener otra oportunidad.

lunes, 24 de octubre de 2011

El tren de la historia, abollado, sucio y repleto

El triunfo arrasador de Cristina Kirchner escribe hacia adelante, pero también hacia atrás. Resignifica una historia. Crea un clima, la sensación de que el que se quedó fuera no participó en uno de los principales relatos políticos de la democracia argentina. Cristina se convirtió en la presidenta más votada desde el retorno a la democracia, en la presidenta que sacó mayor diferencia a sus competidores en toda la historia del país, en la cabeza del único proyecto político que fue votado por tercera vez consecutiva en toda la historia de la democracia argentina.

Hay una resonancia poderosa en esas marcas. La cantidad no da la razón, pero se la quita a las lecturas cerradas de la oposición. Tiene que obligar a la reflexión, a buscar nuevas explicaciones, nuevas conclusiones sobre los hechos, por lo menos a no negarlos. El gobierno que reestatizó las jubilaciones en un acto estratégico de soberanía y justicia social no puede ser la continuidad del menemismo, como dijeron. El gobierno que anuló la legislación de impunidad y encarceló después de tantos años a los criminales de la dictadura no puede ser la continuidad de la impunidad, como se dijo. El gobierno que se hermanó con otros gobiernos populares de la región e impulsó un proceso de integración como nunca antes en Sudamérica no puede ser el gobierno de los aislados. Todas esas explicaciones y muchas más fueron pompas de jabón.

Y es más, el que alguna vez soñó con meter presos a los asesinos, con participar en un proceso de unidad de los pueblos latinoamericanos o con darle capacidad de decisión soberana al Estado frente a las corporaciones y los organismos financieros internacionales, el que soñó todo eso y más, pero se quedó a un costado, se quedó a un costado, perdió el tren de la historia abollado, sucio y repleto de pasajeros. Las oportunidades de la vida siempre son imperfectas, como se lamentan las solteronas.

Escribe hacia atrás, resignifica, y donde había supuesta cooptación de tradiciones y culturas, hay continuidad, por ejemplo. “Somos de la gloriosa, Juventud Peronista(...) y a pesar de los golpes, a pesar de los muertos, de los desaparecidos, no nos han vencido”, fue la primera canción que recibió Cristina al entrar ayer al bunker del Intercontinental. Lo que parecía cooptación era un puente, el espíritu de una Argentina rebelde, noble y generosa que encarnó en una generación masacrada y repudiada, que encontraba un lugar, se completaba en la historia, cerraba su propia tragedia en una continuidad que para esa generación es culminación, la paz de encontrar la posta que la contiene y la continúa.

Eso que se resignifica hacia atrás abre ventanas al futuro, remueve conciencias, atrae a las Madres, crea enemigos de poder, pero compromete, tiene costos políticos pero conecta con las nuevas generaciones. Crea el vínculo dorado con la juventud y la proyección en el tiempo. Tuvo la capacidad de provocar el reconocimiento tan difícil y exigente de los jóvenes. Reconocer a aquellos jóvenes del pasado fue uno de los pilares del puente hacia los nuevos jóvenes. Es la única fuerza que promovió a la política a hijos de desaparecidos, a nietos restituidos, que dio protagonismo a las Madres y eso la diferencia de otras fuerzas de centroizquierda. Ninguna otra fuerza progresista o de derecha lo hizo. Ni siquiera la izquierda que, por el contrario, disputó espacios con ellas. Nadie quiso reivindicar a una generación, algunos escuchaban a las Madres, pero las mantenían lejos, no se mezclaron, ninguno les ofreció que fueran parte de ellos, porque nadie quiso comprometerse con sus reclamos ni contagiarse la lepra setentista.

Son decisiones que tienen consecuencias. En este caso fue avanzar contra el sentido común de una época y eso les evitó caer cuando se derrumbaron esos axiomas de la posdictadura. Ese paso que parecía al vacío creó ciudadanía porque derrumbó los mitos del miedo y los implícitos que perduraban de la dictadura, y porque fue salir del discurso progresista para ser progresista en la acción política, algo que hasta entonces parecía imposible. Son méritos que otras fuerzas progresistas deberán esforzarse para alcanzar y superar.

El significado histórico de esa catarata de votos abarca también al espíritu de aquella generación masacrada y repudiada, la incluye, nadie la aparta. Está votando también ese espíritu y eso es construcción de ciudadanía porque es reparación a una generación que fue lo que la sociedad quiso que fuera y que después le dio la espalda. No están votando a las organizaciones políticas de los ’70, sino a una generación que fue protagonista, víctima y producto de una circunstancia histórica. Es un voto que respalda los juicios y la cárcel a los asesinos de la dictadura. El kirchnerismo fue la fuerza política que lo hizo y fue la fuerza que se votó.

Este recorrido que hace el kirchnerismo a través del movimiento de derechos humanos lo repitió a través de todos los nuevos relatos de la Argentina de los últimos treinta o cuarenta años. Tanto el movimiento de los derechos humanos como el de los piqueteros y desocupados, como el de los nuevos trabajadores y los sindicatos combativos, impulsó políticas democratizantes de igualdad de género y antidiscriminatorios de los pueblos originarios y creó ciudadanía por esos caminos. Dio espacio, abrió lugares, mucho antes que alguna otra fuerza se diera cuenta. Todos esos movimientos fueron representados en las listas del Frente para la Victoria, mientras la oposición seguía tratando de pensar que enfrentaba sólo al viejo tronco justicialista heredado del menemismo.
Esa dificultad para ver la transformación que se producía en el kirchnerismo que estaba generando todas esas aperturas, y ver el espejismo de una imagen congelada en el pasado fue la misma dificultad para entender su incapacidad de dar cuenta de una sociedad nueva. Una sociedad que cambió desde la dictadura y los ’90, hasta la crisis del 2001-2002 y las gestiones kirchneristas.

Hay una sociedad nueva, que tiene sus nuevos relatos, que nunca son generales, pero que son tomados por el conjunto para formar el nuevo mosaico. Ese mosaico apenas se ve reflejado en las fuerzas políticas de la oposición. Sin un respaldo mediático que fue cuestionado y relativizado, la oposición se reveló esquelética como a través de una máquina de rayos X. Esa fue la imagen que revelaron estas elecciones. Estas fuerzas no dan cuenta del nuevo país o no han sabido integrar a su discurso esa realidad cotidiana, aunque a veces puedan sentirla.

El resultado escribe hacia adelante porque demuestra que esa política económica, cultural, social, internacional y demás fue aceptada, generó consecuencias positivas que la sociedad pudo percibir. Esa retrospectiva está diciendo entonces que es sobre esas políticas que se tiene que insistir y profundizar. Se resignifica el futuro porque la experiencia del pasado permitió la concepción del proyecto o del modelo o de la propuesta, como se le quiera decir. Es el modelo que surge de una experiencia y que se consolida por la aprobación de la sociedad en esta elección abrumadora. Es un proceso que se da muy cada tanto, que tiene todas las condiciones para que cuaje una experiencia política que trascienda en el tiempo. Y la mejor forma de ayudar a su trascendencia en el tiempo y en un territorio bien definido en el campo del progresismo nacional y popular será que la oposición asuma, como lo viene haciendo, la misma actitud que tuvo con el primer peronismo. El kirchnerismo podrá meter la pata, pero aun así tendrá garantizada su supervivencia con una oposición que vive metiendo la pata.

 Luis Bruschtein, Página/12 24/10/2011

jueves, 20 de octubre de 2011

Khadafi

Muammar Khadafi ha sido asesinado. Las versiones a esta hora tan temprana difieren acerca del modo, pero se trata de detalles. Lo importante es que Khadafi cayó cumpliendo su última promesa, la de no abandonar su país pese a las numerosas oportunidades que tuvo para hacerlo. Se trata del mismo juramento que había hecho Saddam Hussein. Ambos han resguardado su honor, y el honor de los gobernantes revolucionarios del Tercer Mundo.

Festejan desde luego Occidente y sus simpatizantes en todo el mundo. Festejan las potencias colonialistas a las cuales Khadafi enfrentó con nacionalizaciones al principio y con las armas en la mano al final. Festejan naturalmente los medios de difusión comprados por Occidente y sus partidos políticos satélites en nuestro Tercer Mundo. En nuestro país festejan estos mismos sectores y, no tan naturalmente, el lorito trotskista que está posado en forma permanente sobre el hombro de los bucaneros imperiales. Recordemos para siempre la consigna de "¡Fuera Khadafi!" que enarbolaron los partidos que se habrán de presentar en estas elecciones dentro del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. No son novedosos. Siempre que el imperialismo ataca a algún gobierno del Tercer Mundo, ellos lo critican al mismo tiempo... aunque invariablemente dirán que la coincidencia cronológica es una casualidad.

En fin: hay festejos por todo el palacio más o menos virtual de todos los pajes del imperialismo. Pero algunos festejos mueven a risa involuntaria: por ejemplo, los de los representantes diplomáticos de Libia en Argentina (el consejero cultural, el jefe de relaciones públicas), que, entrevistados en el canal TN, ahora vituperan al "dictador" gracias al cual obtuvieron en su momento sus nombramientos. Y hablando de TN: en medio de las derrotas que la derecha y el grupo Clarín vienen experimentando en estos meses (y la que se viene) esto es para ellos como una bocanada de aire puro... Por supuesto que los grandes medios de difusión habrán de cargar las tintas ahora con los aspectos negativos del gobierno de Khadafi a fin de cegar rápidamente la herida de las almas bellas del progresismo a lo Mafalda. Cosa que no les habrá de costar mucho esfuerzo, considerando los antecedentes de las últimas incursiones imperiales: Panamá, Yugoslavia, Irak, Afganistán... A las almas bellas se les dice "dictador" y con eso alcanza para que entren en estado de catalepsia en cuanto a su capacidad de reacción anticolonialista.

El imperio mediático asesta tal calificativo a gobernantes llegados al gobierno mediante revoluciones o mediante elecciones impecables, indistintamente. Alcanza con que estorben la cadena de órdenes que escupe Occidente. Bueno, no solamente "dictador": también se les puede decir "tirano prófugo", según la experiencia de nuestro país. Ahora los (ejemmm) "rebeldes" dotados desde el principio con armamento occidental de última generación se dispondrán a gratificar a sus salvadores tras las nubes con petróleo a raudales y sitios para asentar bases de operaciones piratas que sirvan para lanzar nuevas incursiones sobre Medio Oriente.

Pero los argentinos no habremos de olvidar que cuando Occidente cerró filas sin fisuras junto al Reino Unido, durante la guerra de las Malvinas, Muammar Khadafi saltó el cerco diplomático y castrense que los dictadores del planeta nos habían establecido para luchar a nuestro lado, aportándonos armamento. En particular los misiles SAM-7. Nuestros soldados muertos en Malvinas no olvidan a Khadafi, como así tampoco los que no hemos muerto moralmente en el continente. ¡La OTAN no ha dado con esto ningún ejemplo aleccionador! ¡Continúa la pelea contra los auténticos tiranos de la humanidad, los que no respetan fronteras ni límites para sus despreciables negocios e inversiones! Gobiernos patriotas seguirán apareciendo en todo el Tercer Mundo, para consternación del imperialismo y de sus simpatizantes con o sin sueldo.

Y en cada victoria contra las ratas del mar, los piratas internacionales que succionan los recursos del mundo, resonarán los nombres de los gobernantes y jefes patriotas que dejaron sus vidas o su libertad para frenarlos.

Facundo Cano

martes, 13 de septiembre de 2011

Abuelo Perdido


Desapareció de los lugares que solía frecuentar el 14 de agosto de 2011 alrededor de las 18.30 hs. Su familia está muy preocupada ya que anda desorientado desde hace unos 3 años.

La policía lo busca dentro de los baches de la ciudad de Buenos Aires a los que puede haber confundido con emprendimientos mineros a cielo abierto.

Si alguien lo ve, se ruega avisar a Hermes Binner, nuevo apoderado de la familia "Proyecto Sur"...!

(Recibido x mail de FCassia)

domingo, 4 de septiembre de 2011

El “sensacionalismo político”

Por Cynthia Ottaviano

Así como llegó a la televisión el infotainment, esa mezcla de información y entretenimiento, espectacularizando las noticias, en la gráfica ya estamos en condiciones de darle la bienvenida al ‘sensacionalismo político’ que persigue como objetivo construir hegemonía gobernando las emociones de la sociedad.

El viernes pasado sucedió algo curioso: el título principal de tapa de los diarios Tiempo Argentino y Clarín fue el mismo, casi calcado. “Caso Candela: investigan si fue una venganza narco”, eligió este diario, y “Crimen de Candela: investigan si fue una venganza narco”, fue el de Clarín. La sorpresa no fue por la coincidencia, sino porque el título de referencia es informativo y hace rato que Clarín dejó de informar.

De hecho, se convirtió en el mejor ejemplo para comprender el nuevo fenómeno gráfico que quedó en evidencia con la cobertura de la desaparición, primero, y asesinato después de Candela Rodríguez: los límites habituales que tenía la prensa amarilla en la Argentina empezaron a desdibujarse al punto de que el diario de mayor circulación del país apela a las emociones de manera sistemática, resignando información, no sólo en las notas policiales sino también en las políticas, y ese es el punto. Fue llamativo lo del viernes porque el día anterior Clarín había sido el diario que más adjetivos había usado en su tapa para calificar el crimen y no para informar sobre él. El enfoque estaba puesto en las sensaciones y no en los hechos. Y había sido el que con mayor énfasis había dejado al descubierto esta nueva categoría del periodismo gráfico que llamaré “sensacionalismo político”, es decir, aquel que tiñe de amarillo una cobertura política o a aquella noticia policial le asigna vínculos políticos, señalando supuestos usos de ese hecho por la dirigencia, permitiendo leer en segundas líneas que en realidad es el medio el que lo usa y en definitiva politiza el mensaje.

Así como llegó a la televisión el infotainment, esa mezcla de información y entretenimiento, espectacularizando las noticias, en la gráfica ya estamos en condiciones de darle la bienvenida a este “sensacionalismo político” que persigue como objetivo construir hegemonía gobernando las emociones de la sociedad, entendida como una gran audiencia. Apropiarse ya no sólo del “sentido común”, sino de las “sensaciones comunes” en torno de un hecho.

Muchos de los columnistas políticos de los diarios Clarín y La Nación no han logrado sustraerse a esta lógica. Aunque desde otro enfoque, que es aplicando sus propios sentimientos, sus propias sensaciones y proyectando sus propios deseos, perdieron el principio de realidad, ese que nos permite coincidir en que un perro no es una banana y que un auto no es una heladera, base de todo análisis sea político o no, dejando que las propias emociones tiñan sus lecturas y los lleven entonces a conclusiones erradas, pero previamente sostenidas como una verdad revelada durante un tiempo considerable, como para confundir a muchos. Nos cambian la realidad sin aviso. Nos gritan “el rey está vestido” sin mosquearse, aun cuando todos lo vemos desnudo. Sólo por citar el ejemplo más reciente, después de que desde el diario Clarín se montara durante 15 días (desde el jueves 18 de agosto en adelante) una campaña mediática para instalar que hubo “irregularidades graves” y hasta “fraude” en las PASO –hecho desmentido por el escrutinio final–, en la sección Del editor al lector, el jueves 1 de setiembre, Ricardo Roa, escribió “nadie habló de fraude”. Lo mismo había sostenido Beatriz Sarlo, el día anterior, desde Radio Mitre, es decir, negaban que se hubiera hablado de fraude desde los mismos medios de comunicación que denunciaron una y otra vez el inexistente “fraude”, con el objetivo de esmerilar el resultado y su proyección al 23 de octubre. Si no basta con repasar las notas publicadas en Clarín, “en Pergamino, el intendente radical habla de fraude” (19 de agosto), “Santiago: denuncian fraude” (20 de agosto), “Cristina quedó arriba del 50% y Alfonsín se mantuvo segundo” (31 de agosto), donde se resaltaba en negrita “algunos hablaron de irregularidades. Otros de fraude”, o la del propio Ricardo Kirschbaum, editor general del diario, quien escribió, el 28 de agosto: “los errores en el escrutinio los admitieron un juez electoral y otra jueza también electoral, la que condescendiente, las llamó “picardías”, como si hacer fraude (sobre todo en una urna) fuera algo jocoso”; y esta última frase que comienza con “como si hacer fraude” la resaltó también en negrita. Entonces, si hablaron de fraude y luego niegan que se haya hecho, es como si se nos dijera que el 14 de agosto va a llover, habrá tormenta, hay nubes, ya hay viento, y cuando llega el 14 de agosto, hay un día espléndido de sol radiante, pero algunos están con paraguas, y entonces nos reprendieran: “Por qué están con paraguas, si nadie habló de lluvia.”

Las personas que niegan la realidad o que toman hechos irreales, imaginarios, para augurar una realidad que nunca llega, y cuando ocurre, la niegan, demuestran un alto grado de psicopatía. Qué pasa entonces, cuando estas personas tienen una pluma en la mano y se convierten en desorientadores profesionales. Si el contrato social se rompe, el perjuicio es conocido por todos, pero si es el contrato mediático, el pacto con el lector, con la audiencia, el que se rompe o se corroe, ¿cuáles son las consecuencias? El propio Joaquín Morales Solá, el hombre con poder de censura durante la última dictadura en el diario Clarín, escribió en la tapa del diario La Nación, el miércoles pasado: “El problema de la oposición es que creyó en la teoría de que el kirchnerismo era un ciclo terminado”, sin reconocer que él mismo había sido autor de esa teoría y así lo había escrito el 28 de diciembre de 2008, también en La Nación, cito textual: “El kirchnerismo, como ciclo político histórico está terminado.” Claro, ante la evidencia del amplio apoyo de la mayoría a Cristina Fernández en las PASO, mejor dar marcha atrás, no importa si es llevándose puesta a la propia realidad. Lo que hizo Morales Solá fue algo así como decir “el problema no es mío por escribir análisis errados, el problema es de la oposición por creerme”. En un punto tiene razón, pero estimo que además de escribirle a la “oposición”, les escribe a sus lectores. O eso debiera. Y debiera por ende respetarlos, tal vez si se equivocó corregirlo o por lo menos hacerse cargo. Cuando señalé este alto grado de esquizofrenia, en el programa radial Tinta Roja, de Radio Nacional, diciendo que si tuviéramos un termómetro para medir los niveles de cinismo, contradicción e hipocresía de algunos de los columnistas políticos de La Nación y Clarín estallaría porque no los podría medir, Beatriz Sarlo se molestó.

Tal vez porque ella misma ha errado otros análisis, como aquel en el que sostuvo que el Bicentenario pasaría “sin que nos demos cuenta”, y poco después millones de personas le dieron un baño de realidad único al inundar las calles para festejarlo durante varios días seguidos. Tal vez sea la hora de llamarse a una reflexión menos sesgada por los sentimientos, menos atravesada por el sensacionalismo político, reconociendo que han perdido el timing, que ya no saben cuál es la verdadera temperatura de ese corazón que late y no encuentran, que algunos llaman pueblo, más acorde a la realidad, a la búsqueda de verdad, aun cuando sea contraria a los intereses de las clases a las que creen pertenecer, los representa o simplemente los emplea. No es necesario tampoco enojarse, con hacerse cargo alcanza.

viernes, 26 de agosto de 2011

miércoles, 17 de agosto de 2011

sábado, 23 de julio de 2011

miércoles, 13 de julio de 2011

Fito

Ahora se rasgan las vestiduras los que hace no más de dos meses inflamaban su verba defendiendo el derecho de que Vargas Llosa viniera a hacer su brulote antipopulista. Ahí primaba la -de pie por favor- “Libertad de Expresión”.

24/7 estos iluminados viven derramando fecas sobre el medio país que votó (y volverá a votar) a Cristina. Ni qué hablar si un negro cabeza llega a votar lo que ellos denomina “los Barones del Conurbano”, que por el chori y la coca -obviamente- entregan su alma a satanás. No es un “voto de calidad”, según confesara el escuerzo Solanas.

¿Hasta cuándo hay que seguir poniendo la otra mejilla?

domingo, 15 de mayo de 2011

Exégesis del Discurso de Cristina en José C. Paz


Alto revuelo en la calle Azopardo y aledaños por el frenado de carro de Cristina. Las Michelin del 1114 echaron humo. Sin embargo, tal interpretación carece de fundamentos, ya que en ningún momento los destinatarios de tal mensaje se relacionan con los obreros del MOO.

Una recta interpretación del mensaje debería llevar calma donde hay zozobra, como veremos a continuación, a medida que decodifiquemos el críptico mensaje de Cristina. Veamos:

"También quiero decirles que luchamos contra la explotación pero que no tenemos tampoco que permitir que surja otro fenómeno que es el de la extorsión, yo no quiero ni explotación ni extorsión en la República Argentina"

Esta parte del discurso está claramente dirigida a los seguidores del Sai Baba en Argentina. ¿Qué es éso de que se va a reencarnar en vaca en su nueva vida? ¿Amenaza desplazar a las vacas argentinas? Ésa extorsión no la vamos a tolerar, quiso decir Cristina. Sigamos.

"Déjenme decirles lo que siento como Presidenta de todos los argentinos cuando por allí veo que precisamente desde los sectores que mejor están, que tienen buenos trabajos, que han logrado buenos salarios, por allí sus dirigentes nos someten a prácticas que les hacen mal a ellos mismos y no se dan cuenta que en definitiva terminan desprestigiando el movimiento sindical, que es importante mantenerlo unido y organizado en el país."

Un obvio mensaje destinado a los domadores de tatú carreta moldavos, cuyo salario duplica al de sus colegas en Kazajastan. No sé porqué fue tergiversada su interpretación como si estuviera hablando de los petroleros y maestros de Santa Cruz.

"Cuando a una organización sindical solamente le impacta o le importa lo que les pasa a sus afiliados y a partir de eso toma actitudes que terminan perjudicando al conjunto de la sociedad deja de ser un sindicato para transformarse en una corporación, y yo quiero sindicatos solidarios con todos los argentinos."

Las malas lenguas sostienen que esta frase tenía como destinatario a Pablito II, heredero de la corona y vástago de Hugo I, quien habría bloqueado las refinerías de petróleo de la Provincia de Buenos Aires por tiempo indeterminado, paralizando de este modo al país. Ná que ver. Como todo el mundo sabe, "Corporación" viene del latin "Corpus", y éste del uralo-altaico "zxscvdc hgcfddxs", con lo cual, como no se entiende una mierda, no quiere decir nada. O sea, no dijo nada. Sigamos.

"pero también sabe que tenemos que tenemos que llegar a todos los otros sectores y que no podemos ser rehenes de aquellos que por una determinada actividad pueden afectar al resto de la sociedad. Y lo digo también con mucho dolor por ahí porque yo me he jugado entera cuando decidí recuperar Aerolíneas Argentinas para los argentinos, me jugué entera y me criticaban todos los partidos, salvo los que nos apoyaron de centroizquierda en el Congreso, porque yo apuesto, aposté y sigo apostando a nuestra línea de bandera, porque sigo apostando a una Aerolíneas Argentinas de todos, de todos, no solamente de los que trabajan allí. Estamos poniendo millones de dólares y queremos un servicio que les sirva a todos los argentinos, no podemos seguir teniendo conflictividades que perjudican la imagen y fundamentalmente sirven para dar tributo a un discurso que quiere que los servicios esenciales de nuestro país no estén en manos del Estado o no puedan ser controlados por el Estado como sucede en todas partes del mundo."

Ésta quizás sea el párrafo más enigmático de su discurso. Se ignora a la fecha quiénes pueden ser sus destinatarios, ya que no hace mención a ningún conflicto en particular, de ninguna empresa estatal conocida. ¿Aeroqué? Mí no entienda.

"Por eso les pido a todos, miren, yo les voy a decir algo: todos los que están en política, todos quieren llegar a ser presidentes, es natural, no me molesta, y es bueno además que tengan ambiciones, es bueno que se jueguen aunque sepan que por ahí no pueden ganar, porque hay algunos que si no van de ganadores no van, esos no son políticos, son otra cosa, pero yo me acuerdo de Kirchner, me acuerdo de esa raza de políticos como era Néstor, que sin medir costo o consecuencias se lanzaba a la batalla porque creía, porque tenía ideas, porque tenía convicciones y cuando uno tiene convicciones no importa ganar o perder, lo importante es vivir y dar testimonio de que uno vive para hacer honor a esas convicciones, si es que está tan seguro de lo que piensa y de lo que dice."

Otra vez la manipulación del discurso, tendiente a relacionar ésto con el planteo de "Un Presidente Trabajador" hecho hace unos meses por Hugo I en River, nuestro Lula autótono. Se equivocan de medio a medio. Lo que en realidad quiso decir es que no se debe tomar vino después de comer sandía. Yo no sé porqué todo, pero todo todo, hay que explicarlo. Sigamos.

"Pero quiero decirles a todos ustedes, porque los quiero mucho y cada vez que vengo acá sólo recibo afecto y cariño, que yo no estoy muerta por volver a ser presidenta muchachos, yo ya di todo lo que tenía que dar, a mí no me van a correr. Quiero decirles que estoy haciendo un inmenso esfuerzo personal y hasta físico para seguir adelante y en todo caso si hay algunos que creen que puede ser mejor otro modelo, que creen que han tenido o tienen tanto poder para torcer voluntades, para que este modelo sea desprestigiado, quiero decirles que conmigo no van a contar."

Nada que ver con las roscas y presiones sindicales e intenderiles para subirse corporativamente a las listas. Como cualquiera puede inferir, nos está aclarando que al potus no hay que regarlo más de una vez por semana, sinó se le pudren las raíces.

"Por eso quiero hablar con sinceridad, quiero hablar con sinceridad porque estoy cansada de las hipocresías, estoy cansada de los que dicen ayudar y vivan el nombre de Cristina y al otro día hacen exactamente todo lo contrario para que esto tenga problemas o se derrumbe."

Traducción: No hay que mirar fijo a la mayonesa, porque se corta.

En síntesis: Tudu yóia, tudu legáu con los muchachos de la calle Azopardo y aledaños. Que sigan los éxitos.

sábado, 2 de abril de 2011

Macri: Si hay pobreza, que no se note...


Es al pedo. Uno trata de sacar a los pobres de su miseria, pero así no se puede, che... ¿Cómo no van a ser pobres si andan comiendo esas mierdas tales como polenta, fideos y arroz? ¡Aprendan, carajo...! Desayunen "fresas en su cereal", reemplacen los cartones de leche por "una raja de queso cheddar", agreguen 6 zanahorias bebé al amuerzo, dejen de jugar al béisbol y empiecen a jugar al baloncesto o kickball, no sean bestias...!

¿Cómo es éso de que pasan hambre? No jodan. Lean estas recomendaciones, carajo: "Qué sientes cuando estás lleno? Cuando estés comiendo, nota cómo se siente tu cuerpo y cuándo tu estómago está confortablemente lleno. En ocasiones, la gente come demasiado porque no se da cuenta de cuándo necesita dejar de comer. Comer demasiado puede hacerte sentir incómodo y, después de un tiempo, llevarte a adquirir un sobrepeso no sano."

Ésto es lo que recomendaba a los chicos pobres la página del Gobierno de la Ciudad, que fue levantada 48 horas después cuando alguien con medio gramo de seso la leyó. Por suerte, las páginas borradas quedan en el caché del Gúrgl, así que la ignominia y el cinismo de Macri quedará expuesto "for ever". La "responsable" de la página es Beatriz Orlowski, la esposa de Eduardo Amadeo, inseparable espadachín de Eduardo Duhalde y "pata peronista" del PRO.

Ésto son los que nos pretenden gobernar. Cínicos. Soretes.

PS: Gracias al amigo Richi que además le dio la cana de que la página la afanaron de aquí, a pesar del copyright. ¡La seguridad jurídica...! Ésto no alienta el Clima de Negocios, che...!

sábado, 29 de enero de 2011

Artemio y el ¿Peronismo Gorila?


Con Milagro en Punta, los vertidos cloacales de Pefidia llegaron a las costas peronchas. Haciendo gala de un nakypopismo que le desconocía hasta la fecha, Artemio le hace decir a Fanon cosas más propias de un seisieteochismo izquierdoso, sesentoso y revanchoso que de la Unidad Básica "El General".

El cuestionamiento aparente (a Sala) es que habría sido "cooptada" culturalmente por los colonos, yendo a descansar al lugar de la forrándula, Ricos y Famosos, anche la Foca de Gorlero.

Dos observaciones al cuestionamiento de Artemio, no mutuamente excluyentes:

1. Presuntamente, para mantener el "orden natural" e inmutable de las cosas, Milagro debería veranear con una Pelopincho en La Salada. Este blog trae suerte. Si desea vender sus joyas, Leiva jo... (¡cof, cof...!) Ésto me recuerda el HOYYYYYORRRRR de cierta gente paquetona cuando en los tempranos '50 "la negrada" comenzó a "invadirle" Mar del Plata con los primeros Hoteles Sindicales. ¡Cruz diablo...! No recuerdo bien cómo le llamaban a esta gente... Giro..., Gora..., Garo... ¡ah, sí! Gorilas. No me salia.

2. Acaba de descubrir que a los pobres no les gusta vivir como pobres, con lo lindo que es. En particular, si dejan de ser pobres. ¡EaEaapepé...! Por este camino, pronto llegaremos a la descabellada conclusión de que es mejor ser jóven, lindo y con plata que viejo, feo y pobre. Más aún: Si seguimos devanando la madeja, hasta podríamos decir que una persona de origen humilde, que con el devenir de los tiempos se rodea de lujos, ha sido indubitablemente poseída por el demoññño y colonizada por el Imperio, a la que habría que hacerle recitar de memoria las Conclusiones de Fanon de las que Artemio extracta la cita.

Mujer de origen humilde que luego se rodea de lujos... Mujer humilde que... Muj... ¡Ah, sí! Eva Perón. La abanderada de los humildes.

¿Será éste el mefistofélico mensaje que nos quiso transmitir Artemio? ¿Será que Milagro se definió como Kirchnerista y no como Peronista? Chi lo sa.

sábado, 15 de enero de 2011

El Trabajo Esclavo y Bwana Francisco

Por estos días se está hablando mucho de trabajo esclavo, y es cierto que resulta injusto cargarle todo el fardo a Nidera. Basta con ver lo que se le achaca a la Sra. Awada de Macri por sus "talleres textiles" de Virasoro 1638, Villa Crespo, o Cabildo 5083 y Urquiza 6121 de Villa Ballester.

Ni qué hablar de los tareferos que Yamoncito Puerta, la "pata peronista" del Bañero de Quilmes en el PRO y enlace del Niño Mauricio con Ciro James a través del "Juez" Rey.

Sin embargo, los arriba citados podrían asemejarse a los Mártires de Chicago al lado de lo que puede leerse aquí. O aquí: “el día martes de la semana pasada una trabajadora se orinó encima, y lamentablemente tuvieron que darle autorización para que se retirara, porque estaba toda mojada,(…) que no le habían autorizado para ir al baño, (…) no son esclavos son trabajadores, la única empresa que a (sic) adoptado esta medida arbitraria y persecutiva hacia los trabajadores, es la empresa CITRICOLA AYUI”.

Dado que la fuente es muy osada en denunciar el atropello cometido en la Citrícola Ayuí, pero no taaaanto como para mencionar al propietario por su nombre, aquí va una ayudita del Gúrgl. Aparentemente se trataría de un tal Francisco De Narvéz ¿Alguien lo conoce? Okkkviamente tercerizando la contratación. y delegando actualmente en dos de sus hombres de confianza, Mario Papini y Javier Zaffore.No sea cosa.

Ante semejante muestra de humanidad y respeto a quienes no son “estrictamente” esclavos, le pediría al magnánimo capan… (ouch!) propietario de Citrícola Ayuí, Don Francisco De Narváez, si no fuera demasiado atrevimiento y estuviera dentro de sus posibilidades, de hacer que Servicitrus los provea de pañales en horario laboral. Su sensibilidad ha quedado de manifiesto otorgándoles tres tarjetas para hacer pis y caca, para que los escla... (cof, cof...) trabajadores, "no se amontonen en el baño".

Si tal solicitud fuera considerada un exceso no “estrictamente” necesario, aunque más no sea un corcho para contener el ciclo fisiológico que se subleva cuando menos uno se lo espera. No es necesario que el corcho sea nuevo ¿eh? Nononooooo. Nada de lujos, que luego, como todo el mundo sabe, se terminan yendo por la canaleta del juego y de la droga. Bien puede tratarse de un corcho usado en las dos o tres zafras anteriores. Yo sé que Don FDN es tan sensible a este reclamo como el titán de los humildes, Don Robustiano Patrón Costas.

En retribución de los pañales y/o corcho usado en su defecto, propongo entregarle el Premio Agustín Tosco (versión Lomense) de manos de su combatiente y feroz sucesor, el Momo Venegas, aún cuando parezca más idóneo para lamer las botas de las patronales agrarias que para detectar la esclavitud de sus representados.