jueves, 29 de abril de 2010

La Casta

La Casta está indignada. Les tocaron el culito y corrieron presurosos a refugiarse en el "Honorable Senado de la Nación", donde los aguardaba su fiel perrito faldero Cletito, un custodio de la moral republicana de aquellos.


Como decía Orlando Barone ayer en 678, en este país se puede tratar de Yegua Conchuda a la Presidenta, de Hitler a Néstor Kirchner, de ladrones a los políticos del oficialismo, de violadores seriales a los curas, de terroristas montoneros a los funcionarios, de traidores a la patria a los artistas, que no emitirán juicio de valor alguno... éso sí, con nosotros no se metan. Nosotros somos la máxima instancia de verdad y justicia.


Y cuando La Casta emite su lamento plañidero, su miedo sobreactuado, su victimización con anabólicos, pretendiendo usurpar el lugar que le costó la vida a Rodolfo Walsh y a otros 105 periodistas, me enfurecen. Su tentativa de banalizar el mal, intentando homologarse a los que pusieron lo que había que poner durante la dictadura, me da asco. Asco. Qué puedo hacerle.


Por unos días pensé que el Juicio que les iba a hacer Hebe hoy en la Plaza estaba mal, porque les daba letra para sobreactuar su "terror". Hoy pienso que se queda corta Hebe. Contra esta casta de canallas, que pretende construir y ordenar nuestra realidad, legitimando hechos, ideas y valores, debemos decirles que no. Y hacerles saber que se ganaron el desprecio popular.

5 comentarios:

Paco Urondo dijo...

A mi me paso lo mismo cuando los vi en el senado , hoy estan en diputados desesperados por que les salga el documento de repudio .
Pero se creen que el pueblo es boludo .
Y en cuanto a Hebe , se va a quedar corta con el acto , se lo merecen por cipayos y manipuladores .
Abrazo.

Jotaqual dijo...

Cuanto más sobreactúan ellos, más tranquilos tenemos que estar

Ricardo dijo...

Creo que esta es una buena oportunidad para mostrar que somos distintos a la Corpo Mediática.

Ellos pueden (y deben, según ellos mismos claro) mentir, tergiversar, escrachar, ensuciar, operar. Pero ¡guay! si alguien osa emitir juicio sobre su accionar. ¿Qué es eso de mojarle la oreja a Dios? ¡Herejes!

Hay que ir por la Ley de Entidades Financieras, Matrimonio Gay, que el canje se realice con éxito. Mostrar gestión gubernamental -como opuesto al tole tole opositor- es ganancia pura para el oficialismo.

Saludos.

Jack Celliers dijo...

Como dije en el blog de Luz, me parece que el problema es entender las sutilezas de la palabra "independiente".

Estos periodistas son 100% independientes: están dispuestos a cantar las loas de cualquiera que les llene los bolsillos convenientemente. Muchos de ellos estuvieron con la dictadura, con Alfonsín, con Mendes, con Chupete, con Duhalde y estarían con quien sea siempre que les convenga. Eso es para ellos "independencia".

En cambio los periodistas y en general las personas profesionales, que tienen principios y demuestran preocupación por la verdad, esos no son nada independientes. Son locos peligrosos e intratables, talibanes chiflados esclavos de una escala de valores. Tener una ideología no es ser "independiente", ellos no tienen en realidad ninguna, vamos, si lo único que les importa es cobrar y llevar una vida cómoda ¿qué más "independencia" queremos que esa?

Toda independencia es también una esclavitud. Ellos levantan la pata y mueven la cola cuando huelen el billete, pero es que eso para ellos ya no es esclavitud: es lo lógico y razonable, es su independencia.

No existe el "periodismo independiente", nadie es independiente, sólo elegimos de qué vamos a depender: la conciencia o las moneditas.

DIEGO dijo...

disfruté todo el juicio de las madres por radio am 530.

pasaron audio de un reportaje a videla por parte de ruiz guiñazú .

que vas a hacer, otros disfrutan un gol...yo siento que una tocada de culo estos hijos de puta valió la pena.

igual, aunque seamos ghandi, le van a encontrar la quinta pata al gato.