lunes, 12 de abril de 2010

Thailandia: Diferencias y Semejanzas

Imaginemos que el golpe de Carmona contra Chávez en el 2002 hubiera resultado exitoso. Chávez huye y se refugia en un país equis. Carmona, junto a la elite de ricachones copeyanos que incluye a los principales medios (RCTV, Globovisión, etc., es decir los equivalentes a nuestros Magnettos y De Narváez) gobiernan el país.

Los seguidores de estos garcas, equivalentes a nuestros estimados caceroleros de Callao y Santa Fé y/o “El Campo”, visten camisas amarillas y son pro-monárquicos. Eso de que cualquier morochito thailandés ande votando no les cae nada simpático. “Hay que agarrar a los peones, subirlos a la camioneta, y decirles a quién tienen que votar” ¿Se acuerda de algo parecido por el barrio?. El poder judicial, al igual que en Honduras, se suma a los garcas destituyentes.

Ante la tentativa de retornar por parte de Chávez en el 2008, los camisa amarilla toman el aeropuerto y arman un despelote de aquellos. Una revolución “popular”, pero al revés: El pueblo thailandés es perseguido por la patronal “revolucionaria”.

Por otro lado, los seguidores del Chávez thailandés, al igual que en Venezuela, se identifican con camisas rojas. Y están a minutos de voltear al gobierno garca que derrocó militarmente al gobierno del Chávez thailandés en el 2006, “por la corrupción” y toda la sarasa que ya conocemos.

Bueno, más o menos eso es lo que está ocurriendo en estos momentos en Thailandia. El Chávez thailandés se llama Thaksin Shinawatra, el Carmona se llama Abhisit Vejjajiva, y los seguidores camisas rojas de Thaksin están volteando a los garcas thailandeses camisas amarillas mediante una revuelta popular, pero usando los mismos métodos usados por los garcas aquí en el 2008: Revisan camiones, dejan o no dejan pasar a quien se les cante, etc., como lo habían hecho los camisa amarilla años antes. El manual de Gene Sharp usado aquí en el 2008.

Es decir, hay una lucha de clases en la superficie, un lider de las clases populares (Thaksin) que no es para nada pobre en el exilio (en ésto se asemeja más a Fujimori que a Chávez), las elites que manejan los medios en Thailandia replegándose, los militares que habían dado 18 golpes anteriormente no reprimiendo…

Va a estar bueno Bangkok…

PS: Último momento: En estos momentos está cayendo también Mogadiscio (Somalía) en manos de las milicias islámicas. Qué quilombo, mamma mía. En cualquier momento nos invaden los uruguayos y tenemos que salir con el termo bajo el brazo.

3 comentarios:

Verboamérica dijo...

Muy bueno... Pero le falta un dato clave que nos acerca a ese lejano país:

En 1945 (oh, qué año) asumió el presidente Sukarno, que intentó hacer un equilibrio entre la izquierda y la derecha..... lo desequilibraron a él y agarró el poder con fuerza hasta que lo voltearon e instauraron 30 años de neoliberalismo...

Recomiendo, si me lo permitis, la película El año que vivimos en peligro.

Luego de todo eso, viene lo narrado aquí.........

Saludos,

Eduardo Real dijo...

Verbo: Lo de Sukarno fue en Indonesia, no en Thailandia.

DIEGO dijo...

y están pasando cosas raras.

como que un tupamaro represente milicos.